Telcos normalizaron Internet y telefonía después de Nate
“Las labores de atención se enfocaron en las torres de telecomunicaciones y en la red de fibra óptica, actualmente las líneas 3G y 4G operan en un 100%”, explicó Karla Espinoza, vocera de Movistar. Archivo/La República
Enviar

Una semana después de que la tormenta tropical Nate pasara por territorio nacional, los operadores de telefonía móvil y televisión por cable aseguran que la mayoría de sus clientes están recibiendo los servicios contratados con normalidad.

La mayoría logró responder las afectaciones sobre sus torres y fibras ópticas en un lapso de tres días, complicaciones que provocaron la pérdida parcial y total —en algunos casos— en las funciones de Internet móvil, cobertura celular y televisión paga.

La falla en los servicios se desarrollaron porque las antenas de transmisión de señal se quedaron sin electricidad para su funcionamiento, las baterías perdieron sus reservas, además de que los cables subterráneos de fibra óptica que tienen salida internacional cedieron en las carreteras que se derrumbaron.

“Tuvimos reporte de fallas de energía en torres de telecomunicaciones ubicadas en siete localidades del país, por lo que desplazamos equipos de alimentación eléctrica hacia los lugares afectados”, comentó Karla Espinoza, gerente de Comunicación de Movistar.

El ICE tuvo más de un 80% de afectaciones en sus redes, los clientes que más horas tuvieron problemas fueron los usuarios de las líneas 3G que se recuperaron un día después que los servicios de 4G.

Sin embargo de todos los servicios que presta el operador nacional, los más afectados fueron los abonados de telefonía fija e Internet residencial, según el reporte del ICE.

Claro también perdió el funcionamiento de varias de sus infraestructuras que se quedaron sin la capacidad energética para operar la red que el proveedor tiene en territorio nacional.

Además los servicios que se llevan a través de cables de fibra óptica de manera terrestre sufrieron dos cortes en las zonas entre Santa Cruz y Rivas en Nicaragua.

“Las consecuencias se dieron en 72 horas, el equipo local tuvo que trabajar en conjunto con el soporte de Nicaragua para solucionar la situación y restablecer la red, que ya está operando con normalidad en estos momentos”, explicó Carolina Sánchez, vocera de Claro.

Las infraestructuras de Movistar también sufrieron consecuencias similares de falta de energía en las bases de las antenas que llevan la señal y en algunos tramos de fibra óptica, lo que provocó la caída de las líneas 3G y 4G de los clientes del operador.

Los trabajos de restablecimiento se iniciaron en el momento y actualmente la atención para asegurar el funcionamiento se mantiene para asegurar la normalidad en todas las provincias.

Comunicación afectada

Debido a la posición de infraestructura de telecomunicaciones, el país corre el riesgo de quedar incomunicado por afectaciones naturales.

  • Llamadas móviles
  • Internet móvil
  • Telefonía residencial
  • Internet fijo

Fuente: Reporte operadores


Ver comentarios