Logo La República

Viernes, 22 de noviembre de 2019



NOTA DE TANO


Técnico del Cartaginés exige a los árbitros que den la cara

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 18 octubre, 2019

medford

Hernán Medford puso sobre la mesa un tema que no deja de ser interesante, curioso, diferente y que llama, mínimo, a la reflexión.

Luego de sentirse perjudicado por errores arbitrales en los juegos del Cartaginés ante Pérez Zeledón y Saprissa, el técnico le sugiere, e incluso le reclama a la prensa deportiva por qué no exigen que los árbitros -igual que los entrenadores, los jugadores y hasta los dirigentes-, ofrezcan una conferencia de prensa al término de cada partido y le expliquen a los aficionados, por qué tomaron ciertas decisiones en los juegos.

Somos legos en la materia y no conocemos la reglamentación sobre el tema, pero reconocemos que la petición de Medford, revestida de protesta, tiene su razón de ser.

Lea más: ¿Deberían los árbitros brindar declaraciones posterior a un partido?

¿Por qué los árbitros, siendo tan protagonistas de un juego de fútbol como los técnicos y jugadores, gozan de ese fuero de impunidad que los aleja de los escenarios en los que dictaron sentencia?

¿Por qué quedan excluidos de explicar a los periodistas, para que estos, a su vez, transmitan a los aficionados sus decisiones en la cancha?

¿Por qué los árbitros sancionan, expulsan, condenan y luego se “esconden”?

¿Por qué los técnicos y los jugadores al terminar un partido, reconocen errores y rinden públicamente cuentas, pero los silbateros no?

¿Por qué los árbitros no pueden reconocer públicamente que se equivocaron, ante la evidencia de sus yerros y el cuestionamiento de los periodistas?

Lea más: Mejores árbitros del mundo además recolectan basura, venden seguros y emprenden

¿Por qué los integrantes de la Comisión de Arbitraje son personajes anónimos que no todo el escenario del fútbol conoce?

Dice Medford, y sentimos que lleva razón, que los árbitros, tan igual o más que los técnicos y los jugadores, forman parte del espectáculo, y como protagonistas del evento, deben estar expuestos también a la crítica y el cuestionamiento.

De forma jocosa y fiel a su estilo, el ahora técnico del Cartaginés dijo a la prensa que si él se equivoca, en la calle lo insultan, le “mientan la madre” y le gritan improperios porque lo conocen, porque es hombre público, por su posición como técnico.

Pero, el árbitro se equivoca, decide con yerros el resultado final de un partido, se va para la casa, informa, condena y solo da explicaciones a sus superiores, que son anónimos para el resto del conglomerado que forma el espectáculo.

Medford protesta y pide que esta impunidad para el arbitraje termine.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.