Logo La República

Jueves, 27 de junio de 2019



ACCIÓN


Mejores árbitros del mundo además recolectan basura, venden seguros y emprenden

Walter Herrera [email protected] | Lunes 05 noviembre, 2018

Silbateros mundialistas destacan por realizar otras actividades lucrativas simultáneamente. FIFA/La República
Silbateros mundialistas destacan por realizar otras actividades lucrativas simultáneamente. FIFA/La República


El arbitraje nacional ha estado en el ojo del huracán desde hace algunos días por decisiones incorrectas en la cancha, a tal punto que Carlos Batres, coordinador arbitral en la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), y Ricardo Cerdas, presidente de la Comisión de Arbitraje, no seguirán más en sus puestos.

A los árbitros se les ha criticado fuertemente, especialmente al no considerarlos profesionales al tener que compartir su tiempo con otros trabajos alejados del fútbol para complementar los salarios que reciben.

Sin embargo, esta no es necesariamente la principal razón para traerse abajo el trabajo que realizan los silbateros.

En los últimos dos mundiales, Brasil 2014 y Rusia 2018, la FIFA eligió a réferis que además de poner orden dentro de la cancha, realizan otros trabajos en su tiempo libre.

Este es el caso del asistente panameño Gabriel Victoria, quien fue llamado por la FIFA como uno de los guardalíneas a Rusia 2018.

En particular, la historia de Victoria llamó la atención del mundo, pues este árbitro asistente no solo corre detrás de 22 jugadores en una cancha de fútbol sino que también lo hace detrás de camiones recolectores de basura, limpiando las calles de Ciudad de Panamá.

Desde hace 25 años, Gabriel Victoria trabaja como recolector de basura en la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario de Panamá.

Incluso tuvo que pedir permiso para estar en Rusia.

En 2008 entró a una escuela de árbitros donde se formó y años después llegó a ser árbitro FIFA en canchas del fútbol nacional e internacional.

Incluso ya fue árbitro asistente en el Mundial de Fútbol Sub 20 que se celebró en Nueva Zelanda en 2015, en la Copa América Centenario de 2016 y en el Mundial de Fútbol Sub 17 que se celebró en India el año anterior.

Pese a ejercer una segunda profesión, el canalero es de los silbateros más elogiados y una muestra de que se puede llevar ambas profesiones cumpliendo a cabalidad.

También está el central turco Cuneyt Cakir, quien divide su tiempo como vendedor de seguros en Estambul.

Dirigió tres partidos en Brasil 2014 y la misma cantidad en Rusia 2018.

Cakir fue elegido como árbitro principal para la final de la Champions League 2014/2015 cuando se enfrentaron el Barcelona y la Juventus.

Por otra parte, el neerlandés, Bjorn Kuipers, que dirigió la final de la Champions League entre el Real Madrid y el Atlético, es también empresario.

Es copropietario de tres supermercados y una peluquería.

En Brasil estuvo presente en tres choques y en Rusia cuatro.

Así como ellos, muchos otros han combinado dos o más actividades mientras imparten justicia.

En Costa Rica, los silbateros realizan actividades adicionales por necesidad, ya que al comparar los salarios en Europa u otras ligas desarrolladas, resulta imposible realizar una comparación.

De esta manera, habrá que calar aún más profundo para conocer las causas del referato nacional y darle un giro para bien.