Logo La República

Sábado, 12 de junio de 2021



NACIONALES


Niveles están históricamente bajos en TPM y Tasa Básica Pasiva

Tasas de interés reflejan débil economía

Producción, consumo y desempleo son evidencia del estado sensible que atraviesa el país

Ronny Gudiño [email protected] | Martes 25 mayo, 2021

Hombre de traje frente a columnas y flecha hacia abajo
Bajas TPM y TBP reflejan el esfuerzo del Banco Central en tratar de impulsar la economía, según Jorge Martínez, gerente de Servicios Técnicos de la Bolsa Nacional de Valores. Cortesía/La República


La falta de dinamismo en la economía costarricense es notoria.

La producción, el consumo y desempleo son evidencia del estado sensible que atraviesa el país; el cual, sufre las consecuencias económicas que se complicaron con la Covid-19.

Ante esta situación, el Banco Central lidera los esfuerzos para tener tasas de interés a niveles históricamente bajos y con ello, darle un empujón a todos los sectores para que accedan a créditos, dinamicen la economía y generen empleo.

Y es que por ejemplo, la tasa activa negociada en colones cerró abril rondando un 9,77%, cuando hace aproximadamente dos años rondaba un 13,42%

“Las tasas de interés son usadas por las autoridades económicas de todos los países para estimular o frenar el ritmo económico. Al bajar las tasas de interés se trata de estimular la demanda de crédito para que aumente el consumo, la producción y baje el desempleo”, explicó Jorge Martínez, gerente de Servicios Técnicos de la Bolsa Nacional de Valores, sobre la relación entre ambos aspectos.

Sin embargo, basta con analizar varios indicadores (producción, consumo y desempleo) para notar cómo con la reducción de tasas más bien se refleja el estado de gravedad de la economía.

Aunque el Banco Central mes a mes intenta hacer notar la mejoría, lo cierto es que la producción justo apenas en marzo tuvo variación positiva (3,9%), ya que arrastraba prácticamente 12 meses de variaciones negativas.

Asimismo, el consumo de los hogares prosigue contraído y el desempleo aqueja a unas 458 mil personas, con corte al primer trimestre.

Básicamente, los esfuerzos que se hacen, hasta ahora no han dado un resultado deseable.

Lea más: Programa de préstamos no funciona

Y es que la autoridad monetaria ha hecho lo posible, pues la reducción de las tasas de interés aprobada por la Junta Directiva del Banco Central en el 2019 y 2020 (por un acumulado de 450 puntos base), ha contribuido a mantener las tasas de interés del sistema financiero nacional en niveles bajos.

En este sentido, desde junio del 2020 la Tasa de Política Monetaria (TPM) ha permanecido en 0,75%, su mínimo histórico.

En el presente año, la Tasa Básica Pasiva (TBP) se mantuvo relativamente estable en los tres primeros meses en valores cercanos al observado al término del año pasado (3,5%), pero disminuyó en un 3,15% a mediados de mayo de este año, sus niveles históricamente más bajos.

Recordar que la TPM es una guía para el resto de entidades financieras, siendo a lo que recurren cuando necesitan fondos; por lo que un menor porcentaje, representa que les es más barato recibir recursos del Banco Central, y, por ende, eso se puede trasladar a tasas de interés más bajas para los clientes de estas entidades.

Mientras la TBP también es utilizada por los bancos para fijar los montos que cobran por sus préstamos; por lo tanto, si su crédito está ligado a la TBP, se verá beneficiado ya que tendrá que pagar menos en sus cuotas.

Lea más: Créditos ligados a la Tasa Básica Pasiva beneficiados de regreso a sus niveles más bajos

“En condiciones normales, la economía responde con mayor dinamismo ante tasas bajas de interés, ya que estimula la inversión y el consumo, sin embargo, en condiciones actuales, generadas por la crisis sanitaria, los agentes posponen sus decisiones, esto se refleja en los altos niveles de liquidez en la economía y la baja colocación de crédito”, dijo Silvia Jiménez, gerente de Inversiones del Mercado de Valores.


NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.