Enviar
Supuesto acoso sexual ensucia al fútbol

El presidente de la Fedefútbol separó del Ejecutivo al implicado hasta que se resuelva el caso

Cristian Williams
[email protected]

Lo que se inició como un rumor hace un par de meses, de que un miembro del Comité Ejecutivo presuntamente estaba haciendo insinuaciones sexuales a los jugadores de la selección sub 17, ha ido creciendo y hoy es objeto de investigación por parte de la fiscalía de la Unafut.
Por esa razón el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), Eduardo Li, en compañía del secretario general Joseph Ramírez y el supervisor de selecciones, Carlos Watson, en conferencia de prensa dieron a conocer ayer la posición oficial al respecto.
La fiscalía de la Unafut convocó a una asamblea extraordinaria la próxima semana, para brindar el informe de una investigación realizada en torno a denuncias de parte de algunos padres de familia de los jugadores de la selección nacional sub17.
Ante los fiscales, Luis Fernando Sáenz y Hugo Sánchez, ya han declarado seis jugadores y cuatro padres de familia. Además cuentan con las grabaciones de quienes declararon, así como las firmas de los padres de familia luego de lo denunciado.
Eduardo Li expresó que hace unos dos meses una tercera persona le comentó que Gerardo Ureña, en ese instante entrenador de la sub 17, había hecho aseveraciones muy peligrosas sobre supuestas insinuaciones sexuales de un miembro del Comité Ejecutivo contra sus jugadores.
“Ante eso, primero le recriminé no haberme informado y lo reuní junto a Watson y Joseph, donde le pedí solo media prueba para proceder con una denuncia, pero Ureña me dijo que no las tenía”, contó Li, quien asegura que en ese instante las supuestas insinuaciones eran
contra un jugador y no con ocho, como se comenta ahora.
Pese a no tener pruebas, el presidente del Ejecutivo asegura que de inmediato se alejó al dirigente —del cual se niega a dar su nombre, pero que es miembro del Comité Ejecutivo y de la Comisión de Selecciones Nacionales— por completo de los miembros de la sub 17 y otras selecciones menores, no nombrándolo más como delegado.
“Lo que quiero dejar claro es que nosotros no hemos ocultado nada y vamos a ir hasta las últimas consecuencias. No sé por qué los padres se fueron a la Unafut y nunca nos dijeron nada a nosotros”, recalcó Li.
Para el jerarca de la Fedefútbol no hay ninguna relación entre la denuncia de Ureña y su despido, que fue solicitado por la Comisión de Selecciones ante el Ejecutivo. Cabe destacar que el supuesto acosador es miembro de esta comisión. “El despido fue por razones administrativas y disciplinarias, nada más”.
“Esto se ha tomado en serio, al punto que ya le pedí a ese compañero que se separe del Ejecutivo mientras dure la investigación”, cerró Eduardo Li.
Ver comentarios