Sony habría invertido en una rival italiana de iTunes de Apple
Foto Bloomberg.
Enviar

Sony Pictures Entertainment ha adquirido una participación minoritaria en Chili SpA, una plataforma italiana de video a pedido entre cuyos inversores se cuentan algunos de los mayores estudios cinematográficos de Hollywood, según personas familiarizadas con el tema.

Sony compró alrededor de 5% de Chili, que tiene sede en Milán, por alrededor de 3 millones de euros ($3,2 millones), con lo que pasó a tener una participación en un servicio que busca competir con iTunes, de Apple, dijeron las personas, que pidieron que no se revelara su identidad porque el acuerdo es privado. Chili tiene un valor empresarial de aproximadamente 65 millones de euros y se estima que este año generará ventas por alrededor de 10 millones de euros, según una de las personas.

A los estudios de Hollywood les ha costado adaptarse a la caída de las ventas de DVD, la declinación de las ventas de boletos en taquilla y la competencia de distribuidoras digitales como Netflix. Las compras electrónicas de películas y programas de televisión han florecido en el sector de entretenimiento hogareño de los Estados Unidos, en el cual el gasto ha crecido 7,5% y ha llegado a $1.460 millones en nueve meses de 2016, según Digital Entertainment Group.

Un representante de Chili se rehusó a hacer declaraciones, al igual que un representante de Sony Pictures Home Entertainment.

Impulsada por el éxito de su oferta en Italia, Chili se ha expandido al Reino Unido, Polonia, Alemania y Austria, según su sitio web. Paramount Pictures, Viacom y Warner Bros Entertainment poseen alrededor del 14% de Chili, que se fundó en 2012, según las personas. Tony Miranz, uno de los fundadores de la compañía de video a pedido Vudu, también tiene una participación minoritaria. Miranz le vendió Vudu a Wal-Mart Stores Inc. en 2010.

El sector televisivo de Italia generará ingresos de alrededor de 8 mil millones de euros este año, un crecimiento de 5% respecto de 2015, según ITMedia Consulting, lo que comprende ventas de publicidad, licencias del estado italiano a TV Rai y los ingresos por televisión paga.

Ver comentarios