Sistema de salud de EE.UU. sigue siendo de los menos eficientes
Chile es el único país del continente que se ubicó entre los diez primeros.
Enviar

El sistema de salud estadounidense sigue siendo uno de los menos eficientes del mundo.

Estados Unidos ha estado rezagado cerca del nivel más bajo en el Bloomberg Health Care Efficiency desde su creación en 2012. Hong Kong y Singapur están constantemente en el nivel más alto, son países más pequeños con poblaciones menos diversas. Sus gobiernos también desempeñan un papel mayor en lo que se refiere a regular y brindar atención, la longevidad promedia unos 83 años.
El sistema estadounidense “tiende a ser más fragmentado, menos organizado y coordinado, y eso probablemente trae aparejada la ineficiencia”, dijo Paul Ginsburg, profesor de la Universidad de Southern California.


El índice refleja el primer año completo del Obamacare. Si bien la Ley estadounidense de Cuidado de Salud Asequible amplió el acceso al seguro de salud y aportó subsidios para pago a partir del 1° de enero de 2014, llevará tiempo medir su impacto sobre la expectativa de vida. Esto se debe en parte a que la salud no es la única influencia sobre la longevidad.
La expectativa de vida continúa siendo, no obstante, una forma de medir cómo funciona, en general, el sistema médico de un país, de ahí que se utilice en el índice.
El impacto del Obamacare sobre el costo percápita también resulta difícil de evaluar para 2014. Los gastos en salud empezaron a moderarse en 2010 gracias a la recuperación económica y a los cambios en las pólizas de seguros en el sector privado, dijo Oberlander.
Con el tiempo, ampliar la cobertura a través del Obamacare podría aumentar el gasto “porque sabemos que las personas aseguradas utilizan más servicios que las no aseguradas”, dijo Ginsburg.
Cuba y la República Checa con una expectativa de vida más cercana a la de Estados Unidos, en 79,4 y 78,3 años pagó mucho menos en salud: US$817 y US$1.379 percápita.


Ver comentarios