Enviar
Sincronizada hacia el futuro
Violeta Mitinian y el nado artístico dan un paso firme hacia un mejor nivel

La medalla de bronce que obtuvo Violeta Mitinian en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Mayagüez, y que le fue entregada el pasado sábado, en la sede del Comité Olímpico, en Coronado, significa un importante paso al frente para el nado sincronizado en nuestro país.
Así lo reconoció la misma Violeta, que de sus 23 años le ha dedicado 15 a esta disciplina. “Ha sido un larguísimo proceso”, dijo la deportista que considera que lo más importante es la experiencia, que les permite ir mejorando y dominar lo sicológico y la presión.
Este éxito tiene además doble mérito, debido a que para el nado sincronizado igual que para todos los atletas de los deportes acuáticos, el cierre de la piscina de La Sabana ha sido un serio inconveniente para su entrenamiento.
“Estamos entrenando ahorita en el Tenis Club, pero en verdad, somos como nómadas”, explicó Violeta, quien está de lleno en el proceso para los Juegos Panamericanos del próximo año.
La compañera inseparable de Violeta en el nado sincronizado ha sido Nadia Gómez, pero también vienen detrás de ellas algunas niñas de las que se afirma tienen mucho futuro, aunque para Mitinian, en las actuales condiciones sin infraestructura donde entrenar, “estamos perdiendo competidoras, porque nosotras estamos acostumbradas a saltar obstáculos, pero otros se rinden”.
El proyecto a futuro de Violeta es llegar a los Juegos Olímpicos, y ella siente que se ha superado mucho, ya que en los Juegos Centroamericanos y Caribe pasados, ella había ocupado el octavo lugar. “Es la experiencia la que me ha ayudado a progresar, porque el fogueo es el mismo”.
Por último, con respecto a los rivales que se encontrarán de cara a los Panamericanos, donde competirá en dueto, Violeta señaló que están muy fuertes, que son gente profesional que entrena mucho como el caso en Latinoamérica, de México, Venezuela, Colombia y Brasil, que es el mejor de la región; aparte de que a nivel Panamericano, también hay que incluir a Estados Unidos y Canadá, que son potencias en este deporte.
Violeta, quien es entrenada por su madre, Olga Diakova, ocupó la cuarta posición en Mayagüez, pero recibió la medalla debido al dopaje de la mexicana Nuria Diosdado, quien hizo trampa por lo que fue despojada del oro y eso le permitió a la tica subir un escalón y ocupar el puesto que merecía, puesto que ella sí compitió honestamente.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios