Emilio Bruce

Emilio Bruce

Enviar
Viernes 1 Mayo, 2015

Es momento de construir sobre la experiencia del primer año. De evitar las fallas  y los errores  incurridos en pasados meses. ¡No se rinda, señor presidente!

Sinceramente
Primero de Mayo día de trascendencia nacional

Hoy, 1° de mayo, día de la victoria sobre William Walker y día en que el presidente de Costa Rica rinde cuentas frente al parlamento, deseo recordarle a nuestro Presidente las palabras de sir Winston Churchill: “Nunca te rindas, nunca, nunca, nunca, nunca, en nada grande o pequeño, importante o intrascendente, excepto en asuntos de honor o de sentido común. Nunca cedas ante la fuerza; nunca cedas ante el aparentemente avasallador poder del enemigo”.
Hoy 1° de mayo es un día de rendición de cuentas. Este es un final y es a su vez un comienzo. Es momento de construir sobre la experiencia del primer año. Es el momento de evitar las fallas y los errores incurridos en pasados meses. ¡No se rinda, señor Presidente!
Ha señalado el mandatario que en esta, su primera rendición de cuentas, hará una exposición de hacia dónde desea conducir el país. Lo celebro mucho, ya que es fundamental una “hoja de ruta” para trazar el camino legislativo y administrativo, de los poderes del Estado, para mejor administrar los cambios que un país dinámico requiere para su funcionamiento.
Gobernar es negociar. Gobernar es buscar los consensos y alianzas necesarios que conduzcan a la integración de las fuerzas políticas de un país, en un área común de entendimiento y de acción. Gobernar no es imponer lo que un partido quiere, sino persuadir, es educar, nunca pelear. No se rinda jamás don Luis Guillermo.
Espero que la ruta descrita por el mandatario sea razonable, lleve a la supresión de duplicación de instituciones, al recorte del gasto público, a la eliminatoria del desperdicio, conduzca a una ley de empleo público y a topes a las pensiones de lujo. Espero que sus palabras sean conciliadoras y conduzcan al país a un clima de comprensión, nunca de confrontación.
Muchos ministros se han ido. La inestabilidad lleva a este tipo de situaciones y nada genera más inestabilidad que la permanente confrontación política.
Le deseo al mandatario que sus nuevos ministros de gobierno tengan paz para pensar antes de hablar, describan sus iniciativas con claridad y conozcan de los proyectos que en sus ministerios se redactan. Espero que los nuevos ministros sean personas con destrezas políticas y administrativas para conducir los serios y complejos asuntos del Estado, en absoluta seriedad.
Le deseo al mandatario que una nueva actitud le alumbre el camino, que su mensaje conciliador abone el camino de la estabilidad, del concierto y de los buenos deseos de todas las fuerzas políticas del país.
Le deseo al mandatario que el directorio de la Asamblea Legislativa sea electo de dentro de sus diputados del PAC y que con el directorio de los mismos colores políticos encuentre más propicia la negociación y el acuerdo para la buena marcha de su administración. Así también tendrá la absoluta responsabilidad de lo que suceda.
Este pasado año fue largo, duro, desgastante, muy estéril en muchos ámbitos. Por todos nosotros los costarricenses espero que don Luis Guillermo Solís logre construir sobre la experiencia y no repita yerros cometidos.

Profesor

Emilio R. Bruce
[email protected]