Sin sorpresas pero con apuros
El serbio Novak Djokovic celebra el momento de su primera victoria en Wimbledon. Glyn Kirk-AFP/La República
Enviar

Sin sorpresas pero con apuros

Djokovic y Ferrer tuvieron más dificultades de lo esperaban en el segundo día en Wimbledon
 

Los sembrados uno y cuatro en Wimbledon, el serbio Novak Djokovic y el español David Ferrer, pasaron con un poco de dificultad su primer compromiso, en un torneo que tras lo sucedido con Rafa Nadal en la primera ronda, asusta.

201306252333500.a555.jpg
Serena Williams requirió menos de una hora para superar la primera ronda y mostrar que viene fuerte para este torneo. Glyn Kirk-AFP/La República
La resbaladiza alfombra verde del All England Club jugó por dos veces una mala pasada a Ferrer, finalista en París hace apenas dos semanas, que terminó con el tobillo dolorido un duelo en el cual un debutante, el argentino Martín Alund, se le rebeló en el segundo set y lo puso en aprietos en el tercero.
Tras una lucha de algo más de dos horas, el de Jávea selló su acceso a segunda ronda, donde lo espera su compatriota Roberto Bautista, 60 de la ATP, con un cuarto set más plácido que los anteriores: 6-1, 4-6, 7-5 y 6-2.
Si bien el juego de Ferrer sobre hierba ha dado un salto hacia adelante en los últimos años, esta superficie todavía resulta un reto para su tenis.
“Es duro defender aquí. Yo siempre resbalo, el año pasado me ocurrió también dos veces, no es algo nuevo. El problema no está en la pista, es que la hierba es así”, indicó el español.
A sus 31 años, Ferrer rompió en las últimas dos temporadas todos los techos que habían marcado su carrera: en los últimos siete Grand Slam que se han disputado el español ha estado en una final, la de Roland Garros, cuatro semifinales (Australia, París y Estados Unidos) y dos cuartos de final (Melbourne y Wimbledon).
201306252337330.a55.jpg
El alicantino afronta el reto de igualar o superar su mejor actuación hasta ahora en el All England Club, el año pasado, cuando alcanzó unos cuartos de final en los que solo tres agónicos desempates ante el local Andy Murray lograron dejarlo fuera de la penúltima ronda.
También compareció en la pista central, un turno antes que Ferrer, el ganador del torneo en 2011, Djokovic, que necesitó cerca de dos horas para deshacerse del número 54 del mundo, Florian Mayer, por 6-3, 7-5 y 6-4.
El alemán se rebeló en el segundo parcial y puso en apuros a un Djokovic que llega a este torneo después de caer en el desempate del quinto set de la semifinal de París con el español Rafa Nadal, un golpe moral para el serbio, que se había marcado París, el único gran torneo ausente en su palmarés, como uno de sus objetivos prioritarios.
Con el mallorquín fuera de juego, el serbio ve un obstáculo menos en su camino hacia el triunfo en la pista central del All England Club, a donde llega esta temporada tras exhibir un excelente estado de forma en Australia, ganó su sexto Grand Slam este año, y también en París.
“Me sentí bien, para ser el primer partido sobre hierba de la temporada fue una actuación muy satisfactoria. Sé que puedo jugar mejor, pero es normal, necesitas ir encontrando tu propio ritmo y ajustarte a la nueva superficie”, apuntó el serbio.
Djokovic espera que su juego se vaya afinando a lo largo del campeonato, que aspira a ganar por segunda vez.
La estadounidense Serena Williams, actual campeona del torneo, cinco veces ganadora en suelo inglés, superó también por su parte la primera ronda al vencer a la luxemburguesa Mandy Minella por 6-1 y 6-3 en 57 minutos.

 

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios