¡Sí, señores, nos vamos al MUNDIAL!
Enviar

¡Sí, señores, nos vamos al MUNDIAL!

El empate deslució el éxito, pero Costa Rica va para Brasil 2014}

201309102348521.a1.jpg
Randall Brenes marcó el único gol de Costa Rica en suelo jamaiquino, aunque al final no alcanzó para la victoria. Archivo / La República
Kingston, Jamaica. La espera fue larga pero satisfactoria, del amargo trago en Estados Unidos hace cuatro años, Costa Rica surgió y con un insípido empate a un gol ante Jamaica, ayudado por los otros resultados, logró la clasificación al Mundial de Brasil 2014.
Y es que una clasificación se celebra por todo lo alto y así estaba planeado hasta el minuto 91, cuando los más de 2 mil ticos presentes en el Estadio solo esperaban el pitazo de Jair Marrufo para darle rienda suelta a la celebración, al igual que millones en Costa Rica.
Más que el seleccionador nacional, Jorge Luis Pinto, había repetido una y mil veces que a él jamás le harían un gol en el cierre de un juego, pero se lo hicieron y en el momento más inoportuno, en el momento que dolió.
El desenlace fue duro, como cuando a un niño se le quita el dulce de la boca, cuando ya había tenido hasta la posibilidad de saborearlo. Por suerte, tras los minutos de incertidumbre, la calma regresó.
Ya en el juego, Costa Rica pasó de un brillante compromiso ante Estados Unidos a uno muy deslucido ante Jamaica. La expectativa era muy alta y la Tricolor quedó debiendo de principio a fin.
201309102348520.a11.jpg
Así, las combinaciones ofensivas desaparecieron, igual el trato veloz de la pelota, la superioridad en la media cancha, la apertura por las bandas, en fin, no fue un buen partido.
De nuevo el punto fuerte fue una línea de cinco bien plantada, ordenada, que sin pasar penurias alejó el peligro cada vez que merodeó la meta de Patrick Pemberton.
Nada más eso, Bryan Ruiz volvió a ser el mismo, Diego Calvo quedó muy lejos de lo que se esperaba de él, no hizo olvidar y más bien logró que se extrañara a Cristian Bolaños, es decir, no se anduvo.
Por su parte, Jamaica por algo es el dueño del fondo de la tabla, es un equipo escaso, tradicional de los caribeños, potente, con buen físico y buscando el fútbol aéreo para hacer daño.
Pero no pasaba nada, Marlon King le calentó las manos a Petrick Pemberton y luego Ruiz hizo lo mismo con Richard McCallum, quien pese a que debutó demostró que sabe hacer bien las cosas.
La primera parte, y a decir verdad la segunda también, fue mala, pobre, con dos equipos que con el empate salían contentos, pese a que en la gradería, en el caso de Costa Rica, había seguidores sufriendo.
Y bueno, aunque se esperaba más en ofensiva, teniendo claro que con la victoria se clasificaba, Pinto metió a José Miguel Cubero y a Randall Brenes, que le aseguraba buena posesión, aunque sin profundidad.
Pero bueno, esta selección tiene pasta y lo demostró, justo en el momento que Brenes quedó con la pelota dentro del área y remató, parecía sin sentido, pero el balón se metió pegado al poste. Gol de Costa Rica, Brasil tomaba forma.
Y luego la historia contada, Costa Rica celebraba, Jamaica luchaba y en un centro que parecía de poco peligro, apareció Jermaine Anderson para, en las alturas, como se sabía no debía pasar, manda la pelota al fondo.
Gol de Jamaica, agonía tica, no había tiempo, pero bueno, la ayuda que faltaba para ir a Brasil la dieron Honduras y Estados Unidos, y ahora, así Costa Rica está en su cuarto Mundial.

201309102348520.a111.jpg
Bryan Ruiz, de partido discreto, es marcado por Joel McAnuff. Archivo / La República

 

Cristian Williams
[email protected]
Enviado especial

Ver comentarios