Logo La República

Lunes, 24 de junio de 2024



ÚLTIMA HORA


Servicios judiciales son los peor evaluados por los ticos

Armando Quesada Webb aquesada@larepublica.net | Jueves 03 mayo, 2018 02:39 p. m.




Apenas un 40% de los costarricenses califican de forma positiva el servicio que reciben en los tribunales de justicia, lo cual lo convierte en el servicio público peor evaluado del país.

Esto se dio a conocer hoy por la Encuesta Nacional de Percepción de los Servicios Públicos realizada por la Contraloría General de la República, en el que factores como la lentitud en los trámites, la falta de garantías de una justicia pronta y la duración de las respuestas son la razón de esta percepción de los ciudadanos. 

Asimismo, los servicios básicos, como el agua y la electricidad, son los que obtuvieron la mejor nota por parte de los costarricenses, donde nueve de cada diez ciudadanos opinan que estos servicios son de calidad.

Otros servicios bien evaluados fueron la educación pública y la salud.

Dicho informe muestra la evaluación de los ciudadanos de diez servicios esenciales, como seguridad y transporte, y los divide en distintas ramas para dar una imagen más amplia de la percepción de los usuarios.

“Este es el ciudadano hablando, este es él diciéndonos cómo percibe los servicios públicos”, expresó Marta Acosta, Contralora General de la República.

La información de este documento es sumamente valiosa, ya que permite conocer el nivel de satisfacción de la ciudadanía y funciona como un instrumento propositivo para las instituciones encargadas de brindar los servicios respectivos, de acuerdo con Marta Acosta, Contralora General. 

La funcionaria opina que el informe muestra “un balance” en cuanto a la postura de los ciuddanos en cuanto a los servicios, ya que hay número muy positivos y otros negativos.

La evaluación está enfocada en la eficiencia y se dividió en tres grandes rubros: facilidad en el acceso, la alta calidad técnica y la calidad profesional.

Para las instituciones la eficiencia debe ser entendida como la maximización del cumplimiento de sus necesidades con los recursos disponibles.

“El sector público tiene el deber de trascender la mera utilización de recursos y considerar el costo que representa para el usuario”, dijo Acosta.

Nuevas circunstancias como el cambio demográfico tienen gran peso en las necesidades del pueblo. Asimismo, para que haya una gestión pública eficiente deben afrontarse toda una serie de desafíos, como el constante cambio en el que se encuentran las exigencias de las personas.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.