Serena: “No soy un robot”
Angelique Kerber rompió los pronósticos y se aferró a su primera corona de Grand Slam. Gregg Wood/AFP-La República
Enviar

Una vez más, Serena Williams se quedó en la puerta del récord de Steffi Graf y los 22 títulos de Grand Slam. Ya le sucedió en el US Open, inesperadamente derrotada por Roberta Vinci en semifinales. Ahora, vencida por Angelique Kerber en la final del Abierto de Australia, la primera a nivel Major que experimentaba la alemana.
La alemana se impuso por 6-4, 3-6 y 6-4, para alzar su primer título Major. Será N°2 del mundo.
"No jugué pensando en el récord. Simplemente traté de lograr la victoria y no pude. Lo que no entiendo es por qué todos esperan que yo vaya a ganar absolutamente cada uno de los partidos que juego, cada día de mi vida", opuso Serena. "Me encantaría, pero no soy un robot".
La N°1 del mundo se refirió al duelo con Kerber como "un gran partido", que disfrutó jugarlo, y repitió los elogios en cancha para la campeona: "Es una buena chica y jugó increíblemente bien. Genuinamente estoy contenta por que haya ganado".
"Yo tuve muchos errores, pero ella jugó grandísimos tiros —evaluó Serena—. Me complicó cada vez que quise subir a la red y en el tercer set me sorprendió con un par de drops de la nada, cuando no había tirado uno solo en todo el partido".
"Además tuvo la actitud perfecta. Siempre positiva, nunca dejándose caer. Es una jugadora que no te regala nada. Si quieres el punto, tienes que ir y ganárselo. Esas cosas son inspiradoras", completó.
Para Angelique Kerber, la nueva campeona del Abierto de Australia, fue inevitable no recordar su actuación de primera ronda, donde levantó un match point en el que fue el torneo más relevante de su carrera.
"Toda mi vida he trabajado muy duro y ahora puedo decir que soy campeona de un torneo del Grand Slam. Suena muy loco. Estas han sido las dos mejores semanas de mi vida", declaró, con emoción, tras la final.
La alemana recordó su primer partido del torneo, en el que salvó una bola de partido ante la japonesa Misaki Doi, y estuvo al borde de la eliminación. "Tenía un pie en el avión de regreso a Alemania. Tuve una segunda oportunidad, la aproveché y pude jugar la final contra Serena. Me siento afortunada de haber alcanzado la final y ganarla, mi sueño se hizo realidad".




 


Ver comentarios