Senado de EE.UU. inició debate caótico para derogar Obamacare
Los líderes del Partido Republicano llevarán a cabo votaciones sobre una serie de diferentes proyectos de ley de salud para ver hasta dónde pueden acercarse a aprobar algo. Bloomberg/La República
Enviar

Los republicanos del Senado se han embarcado en un debate impredecible y potencialmente caótico con el objetivo de derogar el Obamacare en medio de dudas significativas de que puedan reunir 50 votos para aprobar algún tipo de ley de salud.

Los líderes del Partido Republicano llevarán a cabo votaciones sobre una serie de diferentes proyectos de ley de salud para ver hasta dónde pueden acercarse a aprobar algo. El debate, que estará marcado por escaramuzas sobre normas oscuras y dificultades parlamentarias, culminará con un procedimiento de votación llamado “vote-a-rama” a finales de esta semana que podría presentar docenas o incluso cientos de votos enmendados.

A su término, los líderes republicanos esperan poder aprobar un proyecto de ley de salud, aunque solo sea una derogación reducida del Obamacare que solo elimine un puñado de las disposiciones más impopulares de la ley.

"Todo está sobre la mesa, es lo que podamos sacar del Senado para tener una reunión con la Cámara a fin de llegar a un compromiso", dijo el senador John Cornyn de Texas, el segundo líder republicano.

Los republicanos del Senado votaron a favor de comenzar el debate con los márgenes más exiguos, lo cual requirió que el vicepresidente Mike Pence emitiera un voto de desempate. Pese a votar a favor, varios republicanos advirtieron que no estaban dispuestos a respaldar ninguna de las propuestas actuales.

Incluso el senador republicano John McCain, quien hizo un regreso dramático de su casa en Arizona, donde recientemente se le diagnosticó cáncer cerebral, para votar por el inicio del debate, dejó en claro que no apoya ningún producto final.

"No voy a votar por el proyecto de ley tal como está hoy. Es una cáscara de proyecto de ley en este momento. Todos lo sabemos, sé que muchos de ustedes tendrán que ver cambios sustanciales en el proyecto de ley para apoyarlo", dijo en un ardiente discurso en el recinto.

Dos republicanas, Susan Collins de Maine y Lisa Murkowski de Alaska, votaron en contra del debate inicial, y la oposición de un solo senador más bloquearía la aprobación de cualquier proyecto de ley de salud.

Los demócratas del Senado prometieron tratar de frenar la medida, y llamaron a grupos externos para que ayuden a presionar a los republicanos.

Los republicanos están utilizando un procedimiento acelerado del Senado conocido como reconciliación que puede evitar tácticas de dilación por parte de los demócratas y permitir que una medida final avance con tan solo 50 votos.

Ver comentarios