Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


Nueva ley busca unir pequeños negocios y aumentar producción

Sector productivo avala proyecto que empoderará pymes

Poco control financiero y falta de estructura organizacional son los principales retos

Brandon Flores [email protected] | Viernes 15 junio, 2018

Mariela Jiménez de Walmart posa en una de las tiendas de la cadena
“Las pymes deben potenciarse de forma integral, parte de nuestra estrategia es darles acompañamiento y otras herramientas para que lo logren”, aseguró Mariela Pacheco, gerente de asuntos corporativos de Walmart. Gerson Vargas/La República


El sector productivo nacional ve con buenos ojos la implementación de una nueva ley que permitirá que las pequeñas y medianas empresas (pymes) se unan y aprovechen beneficios mutuos.

Una vez que salga en La Gaceta, la normativa permitirá que los dueños de estas empresas enfoquen sus esfuerzos en aumentar su producción y bajen costos de mercadeo, de exportación y administrativos.

Lea más: "Pymes deben encadenarse a la producción"

“Las pymes representan el motor del desarrollo del país. En nuestro caso, las apoyamos para formalizarse y que sean proveedores de la cadena”, comentó Mariela Pacheco, gerente de Asuntos Corporativos de Walmart.

El texto fue impulsado por las bancadas de los partidos Liberación Nacional y Acción Ciudadana, las cuales retomaron un plan piloto elaborado por los legisladores de la administración Chinchilla en 2013.

“La nueva ley permitirá desarrollar un instrumento novedoso para fomentar la unidad de los pequeños negocios y, con ello, fortalecer la competitividad de este sector tan importante del parque empresarial costarricense”, aseguró Francisco Gamboa, director ejecutivo de la Cámara de Industrias.

Otro de los objetivos que se persigue es el de promover el diseño y la implementación de programas y recursos, tanto público como privados para fortalecer la estructura de negocio.

El esquema de encadenamiento permite crear nuevas oportunidades de negocio, desarrollar nuevos productos o servicios a través de alianzas y optimización de recursos sin depender de grandes corporaciones.

“La principal ventaja de los encadenamientos, es que las pymes trabajan de manera articulada según sus capacidades, mejorando su competitividad en los mercados. Establecer vínculos comerciales representa una estrategia para insertarse en una economía cada vez más dinámica y llena de desafíos”, aportó Adriel Monge, gestor de negocios de Fundecooperación.

Un punto importante es que el estar unidas en un proceso productivo no significa que las partes vayan a perder su identidad, es decir, no será necesario crear una personería jurídica aparte.

El proyecto también irá orientado a resolver las principales vicisitudes que restan competitividad a las empresas, especialmente el poco control financiero y la carencia de una estructura organizacional.

“Prestar atención a estos detalles les puede dar insumos a los microempresarios para tomar decisiones estratégicas como cambio de proveedores, utilización de materias primas de mejor calidad e, incluso, disminuir el desperdicio en el proceso de producción”, aportó Guillermo Varela, director ejecutivo de la fundación GS1 Costa Rica.

La nueva legislación, denominada “Ley para el fomento de la competitividad de la Pyme mediante el desarrollo de consorcios”, se une a iniciativas de entidades como Procomer y Cámaras de Exportadores.

El Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) es el ente principal regulador de las pequeñas empresas en el país.

¿Cuáles son las ventajas?

Al cooperar con otras empresas en un consorcio de exportación, las pymes pueden aumentar de forma eficaz su participación en mercados mediante:

Reducción de costos y riesgo

Innovación de productos

Acceso a nuevos mercados

Fortalecimiento de marca

Acumulación de conocimientos


NOTAS RELACIONADAS