Enviar
¡Se le hará a Casas!
Hace un año perdió la final ante Saprissa, llegó la hora de la revancha
Llegó a San Carlos con la misión, que parecía imposible por cierto, de salvarlos del descenso. Daniel Casas Lagos aceptó el reto, comenzó a ganar un día sí y otro también. La salvación se logró y mucho, pero mucho más.
Cuando se dieron cuenta estaban clasificados a la segunda ronda, luego a semifinales, dejando en el camino a Alajuelense, y llegaron a la final. El binomio uruguayo de Daniel Casas y Marcelo Tulbovitz dio la campanada.
Pero en la gran final se toparon ante el Deportivo Saprissa, dirigido en ese instante por Roy Myers, y hasta allí llegó el cuento. Los morados fueron muy superiores y se quedaron con el campeonato tras dos victorias.
Pero eso no fue capaz de empañar la gran geste de Casas ni de San Carlos. Para demostrar que no había sido casualidad en el torneo de invierno 2010 se volvieron a meter en la segunda fase, pero no llegaron tan lejos, ya que Herediano los eliminó.
Y por si las dudas, en su tercer torneo corto al frente del equipo norteño, Daniel Casas vuelve a clasificar a la siguiente ronda, con el tercer lugar general, solo por debajo de los tradicionales Alajuelense y Saprissa.
En unos cuartos de final muy cerrados, San Carlos le pasó como una aplanadora por encima al Cartaginés, tras sacar un empate a un gol en el Fello Meza y golearlo 4-1 en el Carlos Ugalde.
“No fue fácil, nada sencillo, el partido estaba parejo, Cartaginés se paró bien hasta que se dio la segunda expulsión, hubo que aplicarse a fondo para lograr la clasificación”, dijo Casas.
Aunque ayer les dio descanso a sus jugadores y hasta hoy comenzará la preparación en el terreno de juego del partido ante los morados, Daniel asegura que en el mismo instante que terminó el juego ante Cartaginés, comenzó el análisis de Saprissa.
Claro que tiene en mente y muy fresco lo que sucedió en esa final. Sabe que fue un duro golpe, pero asegura que las cosas han cambiado y hoy hay un mejor San Carlos, más maduro, más trabajado.
“Saprissa es el mismo, todos saben lo que puede ofrecer, en cambio mi equipo es muy distinto al de hace un año, ya juega como yo quiero, las cosas serán diferentes en esta ocasión”, aseguró el estratega uruguayo.
Ese tono retador lo genera la confianza del trabajo bien hecho, de la continuidad de una idea, así como el respaldo de una junta directiva que le ha dado la libertad de poner a jugar al equipo como él quiere.
Al igual que hace un año le tocará abrir la serie en el Carlos Ugalde, factor que no considera trascendental, ya que no siempre se le saca el provecho, ya sea ganando el local y sacando un buen resultado el visitante.
“Para mí en esta serie lo importante es ganar el primer juego, es lo que vale. Nosotros sacamos un empate en Cartago, pero si ellos hacían un gol antes nos complicaban, por eso lo que hay que hacer es ganar y así sí se puede ir a manejar el segundo partido”, explicó el entrenador de San Carlos.
Los norteños cuentan con su planilla completa, donde destaca el regreso a las canchas de Kenneth Vargas, tras una lesión de nueve meses.
Ahora solo les queda tratar de cambiar la historia.

Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios