Enviar
Fútbol tico cae en crisis
Se hundió el barco
Eliminación abre la caja de Pandora de nuestro balompié

Luis Rojas
[email protected]

La derrota de anoche de la selección nacional fue la tormenta que se veía venir y llegó. Ahora se abre la caja de Pandora para el fútbol costarricense, que aparte del derrumbe sentimental de miles de aficionados, enfrenta una crisis deportiva y económica.
Deportiva, con un panorama gris a nivel de selecciones y equipos en el plano internacional y un campeonato a todas luces de un bajísimo nivel.
Económica, por el peso de una multimillonaria deuda de los clubes con la Caja Costarricense de Seguro Social, que podría crecer más cuando les sumen los derechos de imagen, más el tema de las reformas que deberán hacer los equipos ante las exigencias que impone la FIFA para 2010. Sin el premio del mundial ($6 millones total, ¢200 millones para cada equipo de la primera división) el panorama es ahora más que oscuro.
“Independientemente del resultado se impone el análisis; Unafut ya lo empezó hace un mes (ver recuadro) porque para 2014 hay que planificar bien”, afirmó ayer Joaquín Hernández, presidente de esa organización.
Hernández reconoció que lo más claro es que no se puede seguir por el mismo camino.
Mario Jiménez, director de Mercadeo de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), aseguró que la mayoría de los patrocinadores de la tricolor se mantendrán, pese a la eliminación, lo que significa una buena noticia.
“Las empresas patrocinadoras han mostrado su disposición de firmar hasta el proceso de 2014”, indicó el dirigente.
Eduardo Gómez, de Eaton, dio una explicación válida para esta situación. El patrocinio es un buen negocio si se ve como un paquete. Las clasificaciones al mundial de las selecciones menores, el buen papel de la juvenil y las actividades que pueden organizar los patrocinadores en torno a la tricolor son para este funcionario la parte buena del negocio, aunque reconoció que la eliminación de la tricolor representa “un amanecer triste para todos los costarricenses”.
Y así fue, un triste amanecer tico por una eliminación que no se puede vislumbrar en un partido, sino en un paquete de yerros, dentro y fuera del campo, que sumaron para esta debacle y aunque duela decirlo, Costa Rica sí recibió un premio: el que se merecía.


2009 para olvidar


Dinia Vargas
[email protected]

La eliminación de la selección es tan solo el último de una serie de amargos momentos que el 2009 le ha dejado al fútbol tico.

*Arranque con dudas, una selección de Hernán Medford perdedora que apenas pudo con Guadalupe en el inicio del calvario.

*Luego llegó Rodrigo Kenton y sus resultados positivos ante un grupo sencillo (El Salvador, Haití y Surinam). De ensueño primera vuelta de la hexagonal únicamente perdiendo en México.

*Debacle: fracasos en la Copa Uncaf, Copa de Oro; los equipos ticos Heredia, Liberia y luego Saprissa hacen el ridículo en Concacaf como preámbulo para el derrumbe de la tricolor en la hexagonal: 0-4 en Honduras, 0-3 en casa ante México y 0 -1 en la visita a El Salvador.

*Llega Simoes, ilusiona con un 4-0 al flojo Trinidad y Tobago y luego no se pudo sostener un 2-0 en Estados Unidos y al repechaje, lo demás es historia.


15 motivos para cambiar

En un reciente foro que realizó la Unafut con la participación de 86 personas relacionadas con el fútbol, se destacaron los siguientes realidades del balompié costarricense:
1. Técnicos nacionales y entrenadores de ligas menores sin preparación. Preparadores físicos sin experiencia en el fútbol.
2. Jugadores de primera división con deficiencias técnicas y sin el desarrollo físico adecuado.
3. Técnicos y jugadores conformistas, resultadistas y poco ambiciosos.
4. Partidos con poco ritmo y dinámica.
5. Equipos que no proponen, no buscan el marco rival y realizan pocos remates a marco.
6. Arbitros mal capacitados, localistas y que aplican el reglamento a su gusto.
7. Excesiva pérdida de tiempo en los partidos, jugadores fingen faltas y los árbitros no ayudan.
8. Gramillas en mal estado y estadios sin comodidades.
9. Campeonatos muy cortos y con equipos que no tienen las condiciones para estar en la categoría mayor.
11. Dirigentes sin capacitación
12. Falta coordinación entre Fedefútbol y Unafut.
13. Falta mejor mercadeo del fútbol y promoción de los partidos.
14. Programas deportivos destructivos que critican sin fundamento y solo generan polémica para ganar audiencia.
15. Falta de apoyo al fútbol del gobierno.
Ver comentarios