Se agudiza desacuerdo en la Fed sobre decisiones de tasas
Foto Bloomberg
Enviar

Declaraciones del jueves por parte de funcionarios de la Reserva Federal resaltaron un desacuerdo creciente entre la Junta de Gobernadores de Washington y muchos de los presidentes de los bancos regionales del banco central, quienes están más ansiosos por seguir adelante con el aumento de las tasas de interés.

La presidenta Janet Yellen ha trabajado duro para preservar el consenso entre los 17 miembros actuales del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés), el cual establece las políticas, pero dicho consenso se está desvaneciendo. Tres presidentes regionales de la Fed expresaron su favoritismo por un alza en las tasas en la reunión de la semana pasada del FOMC, y los comentarios desde entonces demuestran que otros funcionarios compartieron su deseo por adoptar una política contractiva por primera vez en el año.

Patrick Harker, presidente de la Fed de Filadelfia expresó que el banco central estadounidense debería comenzar a aumentar las tasas de interés para adelantársele a la inflación y así evitar el riesgo de quedarse rezagados. Sus comentarios hicieron eco a otros comentarios hechos recientemente por parte de sus homólogos en Boston, Dallas, San Francisco, Cleveland, y Kansas City.

En cambio, el gobernador de la Fed Jerome Powell dijo que los formuladores de políticas pueden continuar siendo pacientes, un punto de vista alineado con los recientes comentarios de otros tres gobernadores, incluyendo a la presidenta Janet Yellen.

“La inflación está por debajo de nuestro objetivo y lo ha estado por cinco años”, dijo Powell. “También estamos en un entorno global en el que el crecimiento es débil y en el que existen fuerzas deflacionarias”.

En su reunión del 20 al 21 de septiembre, el FOMC votó a favor de dejar intactas las tasas de interés por sexta vez consecutiva, optando por esperar a que haya más evidencia que indique que la situación del empleo seguirá mejorando, para así llevar la inflación más cerca al objetivo de la Fed del 2%. Los formuladores de políticas notaron, sin embargo, que han incrementado los motivos para hacer un cambio en las tasas y la mayoría de ellos esperaban un aumento en las tasas este mismo año.

Eric Rosengren, Loretta Mester y Esther George, presidentes de los distritos de la Fed de Boston, Cleveland y Kansas City respectivamente, expresaron disensión, diciendo que preferían incrementar el rango objetivo de las tasas de los fondos federales por un cuarto de punto porcentual, la primera vez en cinco años que tres votantes han disentido en preferencia de un alza en las tasas de interés.

Los presidentes de los distritos regionales de la Fed han tendido a estar más dispuestos a subir las tasas que la junta, con base en sus disensiones con el FOMC y sus declaraciones públicas. Las juntas directivas de ocho bancos regionales de la Fed votaron en julio a favor de un incremento en la tasa de descuento independiente, un gesto simbólico de su apoyo al incremento de la tasa de interés de la política principal.

Todos los gobernadores de la Fed tienen votos permanentes en el FOMC, junto con el presidente de la Fed de Nueva York. Otros cuatro votos rotan anualmente entre los 11 presidentes regionales remanentes. Dos de los siete puestos de gobernadores -- los cuales son elegidos por el presidente de Estados Unidos y están sujetos a confirmación por parte del senado -- están actualmente vacantes.

Los precios de los contratos de futuros de fondos federales implican que los inversionistas creen que las posibilidades de que las tasas de interés suban durante o antes de la reunión de diciembre son del 55%. Ellos ven una probabilidad del 19% de un cambio en la próxima reunión del FOMC del 1 al 2 de noviembre, la semana precedente a la elección presidencial en Estados Unidos.


Ver comentarios