Saprissa se quedó sin maquillaje
Luego de la salida de Francisco Calvo, Joseph Mora tendrá que cubrir un vacío muy grande y buscar aportar más en ataque. Imagenesencostarica.com/La República
Enviar

El Deportivo Saprissa de las tres primeras fechas, ubicado entre los mejores del campeonato en la tabla, fue una alucinación de lo que tiene el equipo para esta temporada, que es muy poco en comparación con el conjunto que como engranaje levantó la 33.

La paliza que le dio el Cartaginés de 3-0 la jornada anterior sirvió para lavarles la cara a muchos y levantarse de esa ilusión óptica que son los morados.

Y no fue necesariamente el haber perdido por ese abultado marcador en un estadio donde los tibaseños se plantan bien lo que les debería preocupar, sino la manera en la que sucedió.

Cartaginés superó a su rival en volumen de juego, creación en medio campo, marca férrea y contundencia; aspectos en que los brumosos, líderes del campeonato, superan ampliamente a sus colegas.

En los primeros tres encuentros del campeonato, el actual campeón se desmoronó con respecto a lo que tenía acostumbrados a todos, maquilló su rendimiento en dos partidos con una plegaria de Colindres en la victoria 1-0 ante la “U” en los últimos minutos en la fecha dos y un golazo del mismo Colindres en la “Saprihora” en la tercera jornada para dar la mínima ventaja a los morados ante Carmelita.

Por eso el sétimo lugar que actualmente posee con sus seis unidades, se acerca más a la realidad de este Saprissa.

En estos momentos las salidas de Guzmán, Machado y Calvo pesarán más de lo que creían.

La zaga saprissista es frágil, los morados con el trío de Machado-Myrie-Cascante eran una muralla, hoy no asustan a nadie y los huecos de su coladero son tan grandes que todo los traspasa.

Ante los brumosos Hernán Fener para el segundo gol corrió 40 metros en solitario hacia el marco, sin marcas. Myrie se metió al marco y se le olvidó cómo defender al igual que el resto de la zaga.

La dupla Myrie-Miller no ofrece seguridad. Ambos tienen el mismo perfil y son jugadores lentos, con cierres a destiempo y sin las coberturas magníficas de un Machado.

Por la banda derecha tienen a Smith que hasta la fecha no encuentra la brújula para dirigir sus centros. Esto es un caso perdido para un lateral.

Y si creen que los seleccionados van a salvar al equipo, están equivocados, porque los huecos que tiene Saprissa no se remiendan tan fácilmente.

Además, los refuerzos no están dando la talla de un Blackburn, Ronchetti o Torres del año pasado. Esta temporada quienes llegaron a conjuntar al equipo son los que más se equivocan.

Myrie en la retaguardia es presa de cualquier delantero, Salinas pagó su inexperiencia con una roja en sus primeros minutos como titular, Alemán en el medio campo es frágil y no tiene el peso de sus otros compañeros y Saborío pareciera ser la última esperanza para que los goles que anotó Saprissa la temporada pasada regresen.

Esta temporada se ve muy lejos la marca de 52 anotaciones que hicieron los morados la campaña anterior. En cuatro partidos apenas suman dos goles.

No obstante, a diferencia de Alajuelense, Saprissa salvó seis puntos que hicieron parecer que están un peldaño más arriba que su rival a muerte, y están más parecidos de lo que creen.

La fecha que se juega hoy será una nueva oportunidad para que los tibaseños recuperen y deleiten a su afición de la manera en que lo hicieron en diciembre anterior alzando la copa.


Jornada 5


Hoy

Pérez Zeledón-Alajuelense
Estadio Municipal Pérez Zeledón, 2.35 p.m.

UCR-Cartaginés
Estadio Cuty Monge, 3 p.m.

Saprissa-Limón
Estadio Ricardo Saprissa, 8 p.m.

Mañana

Carmelita-San Carlos
Estadio Morera Soto, 7 p.m.

Belén-Santos
Estadio Rosabal Cordero, 7 p.m.

Liberia-Herediano
Estadio Edgardo Baltodano, 8 p.m.

Ver comentarios