Johnny Chaves ha recibido el respaldo de la dirigencia guapileña que le da continuidad a su labor. Archivo/La República
Enviar

Suena extraño pero en el Invierno, el Santos de Guápiles sufrió derrotas aparatosas pero no renunció al buen fútbol; entonces, mientras su zona de retaguardia se partía en mil pedazos, los carrileros, los hombres de la cintura y el ataque, no se cansaban de tejer, como arañitas, los avances a territorio rival.

Cuando en la recta final del torneo, el equipo de Johnny Chaves empezó a derribar “pines” en carrera recta hacia la cuadrangular, apreciamos entonces ese gran fútbol que se gesta en los avances de los carrileros Marvin Obando y Michael Barquero, el talento de sus bujías Osvaldo Rodríguez, Kenny Cunningham y Wilmer Azofeifa y la picardía y olfato de gol de una joven línea de metralla que conforman Raymond Salas, Jean Scott y Edder Solórzano.
A esta nómina cargada de técnica futbolística, se van a unir el lateral Juan Diego Madrigal; el mediocampista Diego Díaz y el delantero Starling Matarrita, jugadores todos de perfil “santista” o “chavista”.
En un campeonato que carga sobre sus hombros, la usual clasificación a las fases determinantes de los llamados “cuatro grandes”: Saprissa, Herediano, Cartaginés y Alajuelense, accidentalmente se les atraviesa, sobre todo a los brumosos, algún intruso que usurpa la tercera o cuarta posición: Pérez Zeledón, Belén, Liberia, San Carlos y otros han sido los que entran al festejo “sin invitación”.
El intruso del Invierno fue el Santos de Guápiles que a base de buenos resultados, aprovechó el despeñadero al que se lanzó el Cartaginés y lo desplazó del cuarto puesto y un lugar en la cuadrangular que finalmente ganó el Saprissa para reinar automáticamente.
Observen detenidamente el fútbol del Santos, cómo cuidan el balón cuando llega a los pies de sus creativos, que se asocian, se acompañan y normalmente ingresan con ventaja de hombres a las parcela del rival.


Johnny Chaves estampa su firma una nueva temporada al frente de los guapileños, cuya dirigencia le ha dado continuidad y regularidad al trabajo de su estratega, reflejada en el buen accionar del equipo, el pasaporte a la cuadrangular y que entra al torneo de Verano como un rival que se respeta y que se va a enfilar probablemente a la zona alta de la clasificación.


Van y vienen


Santos de Guápiles

Llegaron

Bryan Morales (portero)
Juan Diego Madrigal (defensa)
Diego Díaz (volante)
Starling Matarrita (delantero)

Se fueron
Erick Sánchez
Bryan Badilla
Ismael Gómez
Kenneth Dixon
Josimar Pemberton
Josué Mitchell

Ver comentarios