Rubias de Hitchcock del siglo XXI
Enviar

CINE

Rubias de Hitchcock del siglo XXI

201304032320180.m6.jpg
Con una nueva versión de “The Birds” ya en marcha, se busca sustituta para Tippi Hedren, otra de las actrices que despertó la obsesión de Hitchcock. Podría ser Naomi Watts. INTERNET/LA REPÚBLICA
El modelo de rubia gélida por fuera y volcánica por dentro que patentó el mago del suspense con Grace Kelly, Tippi Hedren o Kim Novak busca relevo en pleno siglo XXI y Scarlett Johansson en “Hitchcock” o Nicole Kidman en “Grace of Monaco” suman puntos para ostentar el título.
Curiosamente, una de las primeras películas del orondo cineasta se tituló “El enemigo de las rubias”, pero luego se reveló como un gran amante de las mismas, hasta elevarlas a una categoría en sí: la rubia de Hitchcock.

El relevo natural se ha producido en forma de “remakes”, del metacine o de película biográfica.
Recientemente, Scarlett Johansson encarnó a Janet Leigh en “Hitchcock” y cumplió con creces. Oxigenada, voluptuosa, pícara y sensual, Johansson, que ya sobre la alfombra roja tiende a emular a estrellas los peinados opulentos al estilo Lana Turner o disfruta en su rol de mujer fatal en “The Black Dahlia”, de Brian de Palma, redondeó su vocación de actriz clásica.
Leigh, sin embargo, no fue de las favoritas de Hitchcock —y quizá por eso la asesinó en la ducha a la media hora de “Psicosis”— o al menos no tanto como Vera Miles, quien en la película de Sacha Gervasi era interpretada por Jessica Biel, una elección de “casting” más que dudosa.
Mucho más evidente es la reencarnación de Grace Kelly en los rasgos de una normalmente pelirroja pero sin duda rubia en esencia como es Nicole Kidman. La frialdad tórrida que el mago del suspense español, Alejandro Amenábar ya utilizó para “Los otros”, alcanzará su cenit en “Grace of Monaco”, la musa de Hitchcock que se convirtió en princesa.
Sin embargo, cuando en 1998 Hollywood realizó una nueva versión de “Dial M for Murder”, no fue Kidman sino Gwyneth Paltrow la encargada de suplir a la malograda matriarca de los Grimaldi. Sofisticada, pero quizá demasiado asustadiza, su perfil de mujer respondía más al patrón de otra rubia de Hitchcok: la más endeble Joan Fontaine, vulnerable protagonista de “Rebeca” y “Suspicion”.

Madrid / EFE

 


Ver comentarios