Rónald Jiménez, presidente Uccaep: “No voy a renunciar a nada”
Rónald Jiménez, presidente de Uccaep.
Enviar

Rónald Jiménez, presidente de Uccaep, negó tajantemente esta tarde que vaya a renunciar a su cargo como negociador frente al Gobierno en temas fiscales, como lo pidió el Movimiento Libertario.

El empresario negó que él haya flexibilizado su posición en cuanto a nuevos impuestos, control de la evasión y disparadores del gasto, para mantener sus negocios con el Gobierno, pues “en la Uccaep las decisiones se toman de manera colegiada”.

En ese sentido, destacó que unos 24 líderes de cámaras empresariales acordaron el 23 de febrero pasado, que para el país, lo mejor es discutir de manera unísona los planes de IVA y renta, además de las propuestas que contienen el gasto.

Asimismo, minimizó que la Uccaep esté dispuesta a negociar un registro de accionistas de las empresas, ya que los expertos tributarios y otros diez directores de las cámaras empresariales estuvieron de acuerdo.

En relación con la denuncia del Libertario, que sugiere que Jiménez flexibilizó su posición para no ver afectados sus negocios de tecnología y almacenamiento de datos con el Estado, el presidente de la Uccaep aceptó que estos sí existen, pero que sus ligámenes empezaron en 2008, cuando él no formaba parte de la junta directiva de la institución.

“Como la mayoría de la gente sabe, soy un empresario de tecnología desde hace 25 años y que tengo alrededor de 700 clientes en toda Latinoamérica, de ellos, unos 200 están en Costa Rica y solo diez son del sector público, sin embargo, es importante aclarar que los ligámenes se firmaron en 2008, cuando yo ni siquiera era parte del comité ejecutivo de la Uccaep”, dijo Jiménez.

De acuerdo a la denuncia del libertario Otto Guevara, Jiménez ha ofrecido servicios de custodia y reguardo de datos para el Ministerio de Hacienda, Recope, Banco Central y la CNFL.

Desde el 2013, la empresa Ideas Gloris SA, cuyo presidente es Jiménez, ha ganado supuestamente diez procesos de licitación pública por unos ¢7 mil millones.



Ver comentarios