Logo La República

Jueves, 17 de octubre de 2019



NOTA DE TANO


Ronald debe cortar ciertos privilegios en el grupo

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 03 octubre, 2019

Bryan ha sido honesto y directo en su postura. Ezequiel BECERRA / AFP

El Mundial de Brasil rompió las relaciones entre el técnico Jorge Luis Pinto y los líderes del seleccionado: Keylor Navas, Celso Borges y Bryan Ruiz.

El colombiano partió, pero la tripleta de jugadores sigue.

En todo el proceso de Rusia 18, el técnico Oscar Ramírez mantuvo una exquisita relación con los tres jugadores, les respetó sus credenciales, fueron siempre estelares y “no se molestaron” mutuamente.

Luego, vino a Costa Rica a aburrirse, Gustavo Matosas y su acomodo al liderazgo de Navas, Borges y Ruiz rayó en el descaro.

Permitió que Keylor escogiera los partidos que no quería jugar; Borges jamás dejó de ser titular a pesar de su bajo rendimiento en ciertos tramos del proceso y Bryan siguió “vivo” en la “Sele” a pesar de estar “muerto” en el Santos de Brasil.

Lea más: ¿Quiénes son los llamados a renovar la Selección?

Mantengo y sostengo el criterio de que este liderazgo es negativo dentro del grupo, no porque Navas, Ruiz y Borges sean líderes negativos (jamás), sino porque no es conveniente que el técnico de turno se acomode y se deje influenciar por él.

Es hora, entonces, de que Ronald González corte de tajo con esta influencia y un primer paso, que supuestamente va a dar, es convocar a Bryan Ruiz al equipo, una vez tenga actividad en el Santos de Brasil.

El técnico y el futbolista conversarán este fin de semana sobre el tema.

En este punto específico, el capitán de la Selección ha sido honesto, responsable y directo, y siempre ha manifestado públicamente que, si un técnico lo hace al lado por su actual falta de competencia, entenderá el procedimiento.

A pesar de que lo decía, Matosas lo siguió llamando, una obsesión que se cerró cuando el uruguayo dijo que Ruiz seguiría en la Tricolor, aunque no jugara en Brasil.

Esto era un pésimo ejemplo y una influencia negativa para el resto del equipo, sin ser Bryan el responsable directo.

Lea más: Es hora de que la Selección golpee la mesa

Otro punto negativo para el grupo, aunque este por compañerismo no se manifestara, es permitirle a Navas no venir a competir en ciertas ocasiones.

Ronald González tiene que ser directo y franco desde la primera práctica, mostrar personalidad, autoridad y cortar de tajo con ciertos privilegios.

Primero, que no convoque al que no juega, al que no está activo; segundo, hacerle ver al grupo que se parte de cero, que no habrá preferencias a pesar del peso del hombre y que ahí, todos son iguales.

Esto le dará sanidad al conglomerado.

[email protected]






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.