Revolución en la Fórmula Uno
Los nuevos dueños de la Fórmula Uno pretenden devolverle la espectacularidad al evento con mejoras en el reglamento. Redbullcontentpool.com/La República
Enviar

París

Los responsables de Liberty Media, nuevo propietario de la Fórmula 1, aceleraron la salida del emblemático jefe Bernie Ecclestone con el objetivo de comenzar a desarrollar lo antes posible un espectáculo diferente e incrementar el potencial de marketing de la más prestigiosa de las modalidades del automóvil.

“Es un gran deporte, pero puede ser mejorado, necesitamos un nuevo punto de partida”, señaló Chase Carey, antiguo directivo de Century Fox y que se convirtió en el nuevo jefe de la Fórmula 1, nombrado por el grupo de comunicación estadounidense Liberty Media.

“No tenemos otra ambición que hacer un deporte fantástico para los aficionados”, añadió.

El nuevo propietario pretende introducir una revolución cultural en un deporte históricamente dominado por los europeos.

“Creo que Liberty Media puede aportar un poco de pimienta. Quizás podrían americanizar todo esto. Son expertos en el show business y es lo que necesitamos ahora”, comentó Nico Rosberg, expiloto de la F1 que se retiró luego de salir campeón la temporada anterior.


Levantar las audiencias


El camino hacia el entretenimiento de la Fórmula 1, cuyas audiencias han caído en los últimos años, es compartido por los diferentes actores del medio.

“Los estadounidenses saben qué hacer para crear el entretenimiento sin perder de vista el aspecto deportivo”, dijo Toto Wolff, jefe de la escudería Mercedes.

En las carreras, que deberían ser más numerosas (está previsto aumentar a 25 las 20 que hay en la actualidad), las cosas van a cambiar para evitar el fenómeno que explicó a la BBC Ross Brawn: “Miras un Gran Premio sin saber con seguridad lo que ocurre”.

Brawn, antiguo director de Ferrari, fue contratado para estudiar las mejoras que se pueden aportar en el reglamento de las carreras para eliminar los elementos que condicionan el espectáculo.


Transparencia y pluralidad


“Hemos insistido constantemente sobre el reglamento, que es demasiado complicado. Provoca demasiadas preguntas sin respuestas sencillas. Y esto no es bueno, porque deja al telespectador con la duda”, señaló un responsable de RTL Alemania, el difusor de televisión del país europeo.

Además, en las carreras la estructura de gobierno de la Fórmula 1 también debería transitar hacia una transparencia y una pluralidad inéditas tras más de 40 años de “dictadura” de Ecclestone, según el parecer de los nuevos mandatarios.

Las escuderías, que Liberty Media propone asociar al capital de la Fórmula 1, “van a tener la oportunidad de renegociar ciertos puntos que Bernie Ecclestone nunca quiso mover”, finalizó Kelham.



Ver comentarios