Resucita Circunvalación Norte
Enviar
Tras aprobación de crédito por $340 millones con el BCIE
Resucita Circunvalación Norte

Se construirá tramo entre la Uruca y vía a Limón, además de pasos a desnivel en dos rotondas y dos intersecciones
 

Tras más de 20 años de atraso, ayer la presidenta Laura Chinchilla revivió la construcción del tramo norte de la carretera de Circunvalación.
Esto, luego de aprobar un crédito por $340 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Dicho monto se destinará a desarrollar la vía de 3,8 kilómetros (km) que va desde Burger King, en la Uruca, hasta la intersección en el periódico LA REPUBLICA, que comunica con la ruta hacia Limón.
Incluye también la construcción de pasos a desnivel en las rotondas de la Bandera, en San Pedro, y de las Garantías Sociales, en Zapote.
Además, contempla el desarrollo de viaductos en la intersección a Guadalupe, ello con la finalidad de descongestionar el tránsito, pues por esta vía transitan unos 56 mil vehículos al día.
Otro proyecto por desarrollar con este empréstito, es la ampliación de la vía que comunica la rotonda del puente Juan Pablo II con la intersección en la Pozuelo, que enlaza a la Uruca con Heredia.
En esa área se pretende edificar un paso inferior con dos carriles en cada sentido y sus respectivas rampas, para también enlazar la autopista General Cañas y el Bulevar a la altura del Monumento al Agua.
Esos proyectos solo necesitan la aprobación de la Contraloría General, por lo que se espera que las obras arranquen durante el primer semestre del año y estén concluidas antes que termine la administración Chinchilla.
“Con estas obras queremos mejorar la competitividad y conectividad de nuestras vías, que habían sido delegadas por factores de diferente índole, pero que ya no pueden esperar. Estamos agrupando las obras clave para unir a San José con rutas principales de exportación, que comunican así los puertos”, explicó Francisco Jiménez, ministro de Obras Públicas y Transportes.
Entre tanto, el Gobierno también destinará un porcentaje del préstamo con el BCIE para otras infraestructuras viales, que se iniciarían durante esta administración, pero que no estarían concluidas antes de 2014.
Se arreglarán varios puentes en mal estado, como el Saprissa, en Tibás, y el que pasa sobre el río Chirripó; también se construirá una ruta de 3,1 km de cuatro carriles que sirva de acceso a la nueva Terminal de Contenedores de Moín.
De igual forma, $30 millones se utilizarán para estabilizar taludes en la ruta 32 hacia Limón. En esta carretera se requiere edificar túneles falsos que estabilicen los taludes y eviten deslizamientos, tomando en cuenta que por ahí circulan aproximadamente 11 mil vehículos a diario.
Este crédito con el BCIE es a 15 años plazo, la tasa de interés es del 6,4%, tiene un periodo de gracia de cuatro años y se pretende financiar con fondos del Consejo de Nacional Vialidad, institución que el otro año dejará de pagar un préstamo con la misma entidad bancaria y dispondrá de más recursos.
“Con el desarrollo de estas obras se prevé beneficiar a una población vehicular de más de 500 mil unidades que circulan diariamente por las zonas objeto”, dijo Nick Rischbieth, presidente del BCIE.
Tras la firma del empréstito, la mandataria Chinchilla resaltó que este y el próximo año serán fundamentales para su administración, pues será cuando se efectúen los proyectos más grandes de infraestructura vial.
Al mismo tiempo que se incrementará la generación de empleo y se dinamizará la economía.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios