Enviar
Resbalones en Wimbledon
Cayó Nadal y estuvieron en apuros Federer y Djokovic

La caída de Rafael Nadal en la segunda ronda de Wimbledon ante un debutante ha sido rotunda, pero ninguno de los grandes se ha librado este año de los resbalones en la traicionera hierba del All England Lawn Club.
El suizo Roger Federer, seis veces ganador en Londres, quedó a un paso del abismo ante un jugador de segunda fila, mientras que el últimamente todopoderoso Novak Djokovic vio cómo Radek Stepanek se le rebelaba en la central y le obligaba a remontar un set en contra.
Como ya advirtió el español Fernando Verdasco al inicio del torneo, la hierba de Wimbledon es una superficie rápida e inusual que propicia las mayores sorpresas del circuito: ningún tenista puede ampararse aquí en su número de ránking para asegurarse un encuentro plácido.
La prueba es el guion imprevisto que ha seguido el tercer Grand Slam de la temporada tras la primera semana y que constituye, entre otras cosas, una seria advertencia para todos los tenistas de cara a los Juegos Olímpicos que se disputan durante el verano precisamente en este escenario.
Mientras que Federer y Djokovic son todavía los más claros aspirantes a copar una de las semifinales este año en Wimbledon, la otra vía por la que puede alcanzarse la final en la pista central, en la que hasta ahora el español se alzaba como un obstáculo insuperable, tiene ahora las puertas más abiertas que nunca.
Puede ser esta una oportunidad única para la eterna promesa del tenis británico, Andy Murray, de lucirse ante su público en el partido definitivo del campeonato, tras caer tres años consecutivos en la semifinal.
También David Ferrer, Juan Martín del Potro y Jo-Wilfried Tsonga, sueñan con aprovecharse de la ausencia del hasta ahora número dos del mundo para colarse por sorpresa en la final.

Londres
EFE


Ver comentarios