Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



NACIONALES


Reliquias aborígenes atrasarían ampliación de ruta 32

Esteban Arrieta [email protected] | Martes 27 junio, 2017

La preocupación de los diputados se debe a que una vez que la TCM empiece a operar a mediados de 2018, “la ruta 32 será verdaderamente intransitable”, dijo Danny Hayling, legislador de Liberación Nacional por la provincia de Limón. Gerson Vargas/La República


La búsqueda de restos arqueológicos de una civilización aborigen en Guácimo de Limón, atrasará aún más las obras de ampliación de la ruta 32.

Diputados de varias fracciones confirmaron la decisión del Gobierno y de la oficina de Patrimonio Histórico de llevar a cabo el estudio. 

Lea más: Gobierno no oyó a expertos en infraestructura

Esto, a pesar de la necesidad de pasar esa carretera a cuatro carriles, y así potenciar la entrada en operación de la nueva Terminal de Contenedores de Moín (TCM), prevista ahora para junio de 2018.

“El proyecto ya está atrasado porque el Gobierno no ha hecho su tarea y a estas alturas, no se sabe cuántas expropiaciones se deben hacer, menos se tiene clara la labor de relocalización de servicios y ahora la oficina de Patrimonio Histórico exige un estudio arqueológico”, dijo Gerardo Vargas, legislador de Limón por el Frente Amplio, quien asevera que la ruta 32 “está en shock”. 

Lea más: Inyección de $1 mil millones transformaría Limón

Si prospera la obligación de hacer un estudio arqueológico, el Estado deberá contratar una empresa —a través de una licitación pública con todos los atrasos que conlleva— para determinar la presencia de restos arqueológicos, como por ejemplo un cementerio indio.

Se trató de conocer la opinión de German Valverde, nuevo ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), pero no ha sido posible conversar con él desde la semana pasada, cuando se le pidió una entrevista a través de la oficina de prensa.

La empresa China Harbour Engineering Company (CHEC), que se encargará de construir la ampliación de la ruta, está en la etapa de diseño de la obra y se prevé que para finales de agosto se tendrán los planos definitivos.

No obstante, el Gobierno aún negocia con las municipalidades de varios cantones caribeños, la inclusión de nuevas construcciones, las cuales, obligarían al país a pagar montos extraordinarios.

“Durante tres años nos ha dicho que tiene un compromiso serio sobre la ruta 32, pero no avanza, no hay planos definitivos, no se sabe nada de las expropiaciones, ni del traslado de los servicios públicos. Lo que más nos frustra, es que CHEC sí estará lista para construir, pero el Gobierno no”, dijo Danny Hayling, diputado de Liberación Nacional.

La preocupación de los diputados se debe a que una vez que la TCM empiece a operar a mediados de 2018, “la ruta 32 será verdaderamente intransitable la vía”, añadió Hayling.

La ampliación a cuatro carriles de la Ruta 32 se daría en 107 kilómetros en el tramo entre Río Frío y Limón.

La nueva ruta contempla también 26 kilómetros de ciclovía y 26 kilómetros de rutas marginales, además de cinco intercambios en Río Frío, Guápiles, Siquirres, Terminal de Contenedores de Moín y la salida al muelle de Moín.

Asimismo, incluye el reforzamiento de los 36 puentes a lo largo de la ruta, 13 pasos a desnivel, tres puentes peatonales y 176 bahías de autobuses, entre otras obras.

 


NOTAS RELACIONADAS


Diputados preocupados por atrasos en ruta 32

Miércoles 26 abril, 2017

Acusan de falta de planificación y previsión al Consejo Nacional de Vialida...

Ampliación de ruta 32 empezará en octubre

Lunes 24 abril, 2017

Piden al MOPT mejorar seguridad vial en carretera de manera urgente