Real Madrid pegó primero
Karim Benzema nada más puso su taco para enviar el balón a la red. El arquero Manuel Neuer, quien nada podía hacer, fue el espectador más cercano del único gol del partido. Gerard Julien-AFP/La República
Enviar

Real Madrid pegó primero

El balón fue para el Bayern, pero el gol fue de los merengues

Un contragolpe fulminante que concretó Karim Benzema, le permitirá al Real Madrid viajar con la mínima ventaja a Alemania la próxima semana, cuando enfrentará al Bayern Múnich en el juego de vuelta y se decida cuál de los dos diputará la final de la Liga de Campeones.

201404232355200.a22.jpg
El primer capítulo de este duelo se resumió en que la posición del balón perteneció a los alemanes, atrincherando todo lo posible a su rival, y los blancos buscaron su principal arma, el contragolpe, del cual terminaron concretando uno.
En el minuto 19, Cristiano Ronaldo —quien sí pudo jugar, aunque se nota que no está del todo bien— conectó a la carrera de Fabio Coentrao, el lateral se fue de Rafinha, el jugador más flojo de los bávaros, y centro llegó a Benzema, quien completamente solo puso el único gol.
Explotó el Santiago Bernabéu, en su última mágica noche de Champions que tendrá esta temporada.
El gol no cambió en nada el encuentro, el Bayern siguió con su propuesta de tener el balón y tocar, tocar y tocar en busca de espacios.
“No nos interesaba un partido de ida y vuelta porque ellos tienen mucha pierna. Queríamos controlar a través de largas posesiones, pero nos ha faltado el gol”, explicó Pep Guardiola, técnico del Múnich.
Sin embargo, la defensa blanca respondía, cerraba cualquier camino que podría hacerle daño. Robben era un cuchillo por la derecha, pero se topó con un notable Coentrao, quien además recibía la ayuda de Isco.
Por la otra banda, Ribery casi no desbordó, y David Abala abusó del centro en busca de Mandzukic, que peleaba solo entre Pepe y Ramos.
Sin mucha noticia de Iker Casillas fue el Real Madrid el que tuvo dos claras opciones de agrandar el marcador antes del descanso. Una de Cristiano Ronaldo y otra de Di María.
“Ha sido un partido muy trabajado, muy intenso y muy duro. Se ha hecho un gran trabajo defensivo y hemos sabido crear ocasiones”, decía Sergio Ramos, defensa blanco.
Después del paso por camerinos, los merengues quisieron un poco más el balón, intentaron tenerlo, pero les costó llegar más al marco contrario.
Los germanos, también echaron un poco atrás sus líneas, esperando que eso les permitiera encontrar espacios, y ayudados con los cambios.
Al final terminaron encerrando el Madrid, en busca del empate, lo tuvo Götze en sus tacos, pero disparó justo donde estaba Casillas.
Ahora el próximo martes volverán a citarse en Champions. Esta vez será en el Allianz Arena. Ahí uno de los dos seguirá soñando con levantar la “Orejona”.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios