Logo La República

Miércoles, 2 de diciembre de 2020



ÚLTIMA HORA


Reacción oportuna de Carlos Alvarado y diputados evitó mayores daños de Covid-19

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 18 noviembre, 2020 10:00 am

Carlos Alvarado enfrenta una cifra histórica de desempleo. Archivo/La República.
Carlos Alvarado enfrenta una cifra histórica de desempleo. Archivo/La República.


La emergencia sanitaria de la Covid-19 fue atendida de manera activa por el gobierno de Carlos Alvarado y los diputados.

Esta acción oportuna evitó que se dieran mayores daños por la pandemia, según el Estado de la Nación.

“El Ejecutivo, particularmente el Gobierno Central, lideró la respuesta activa del aparato estatal (…) Con un corte al 24 de julio, se contabilizaban 469 medidas tomadas por el Estado costarricense para frenar la pandemia. Por su parte, la Asamblea Legislativa reaccionó, adaptó sus procedimientos con celeridad y promulgó, en pocos meses, una cosecha importante de leyes ante la llegada del Covid-19”, dijo el Estado de la Nación.

También, se evidencia un clima de colaboración entre poderes que facilitó la aprobación rápida de leyes.

Pese a esto, la pandemia afectó particularmente a las mujeres, ya que el empleo femenino retrocedió diez años en términos absolutos y tres décadas si se considera la tasa de ocupación, tal y como se informó en la portada de este periódico de Costa Rica hoy.

Lea más: Empresarios del turismo solicitan que se amplíe plazo para jornadas laborales reducidas

Aunque el Coronavirus hizo que hombres (47,5%) y mujeres (52,5%) perdieran un porcentaje similar de puestos de trabajo, lo cierto del caso es que el impacto fue muchísimo mayor para las féminas.

El problema es que la brecha laboral se ensanchó porque la cantidad de mujeres ocupadas el año pasado (846 mil) era considerablemente menor en relación con los hombres (1,3 millones), por lo que en términos porcentuales, cuando se dieron los despidos, el 27% de ellas se vio afectada, frente a un 16% de los hombres.

Así las cosas, la cantidad de ocupadas se sitúa ahora en 616 mil mujeres, cifra similar a la observada en el 2011; es decir, casi una década de retroceso.

Lea más: 1 millón de personas de la fuerza laboral se vieron afectadas por el Covid-19

No obstante, en términos de tasa, la ocupación femenina se sitúa en 31%, lo que implica un retroceso de 30 años, pues el país mostraba esa misma cifra a inicios de la década de los noventa, concluyó el Estado de la Nación.

Por otra parte, la crisis económica por pandemia del Covid-19 incrementaría la situación de pobreza de muchos hogares que no eran pobres.

En simulaciones empleando datos contemplados en el Sistema Nacional de Información y Registro Único de Beneficiarios del Estado, analizan shocks negativos que pueden ocurrir en el contexto actual.

Se seleccionaron los siguientes cuatro casos: el hogar “pierde” un ocupado, las pensiones se reducen en un 20%, el ingreso del hogar se contrae en un 50% y el hogar “pierde” un beneficiario social.

El impacto de “si un hogar pierde una persona ocupada” perjudicaría las condiciones de los hogares, pues aumentaría hasta en 16 puntos porcentuales la pobreza, estiman.


NOTAS RELACIONADAS






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.