Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Quitarse el tiro…

Iris Zamora | Lunes 08 septiembre, 2014


Linchamientos a instituciones públicas, para justificar irresponsabilidad personal es contribuir con muertes absurdas en carretera


Quitarse el tiro…

Luego de la resaca del Informe de los 100 días quedamos notificados que este país es un desastre, con un estado ineficiente, clientelar, corrupto mírese por donde se mire, que no hay estado de derecho, que el mismo Estado atropella los derechos humanos, que hay una espiral de corrupción que nos tiene hundidos, que la ineficiencia, el desorden, la irresponsabilidad es insospechada, que hay sinvergüenzas, chambonadas, recursos malversados, robados, irregularidades; que hemos fallado todos por acción u omisión, que hay absoluta impunidad; permisividad por parte de los jueces de lo contencioso administrativo, que lo común es el saqueo, el desperdicio de los recursos públicos; que deambula por las oficinas la ineficiencia como signo evidente de la caída libre en que vamos; que no hay nada bueno que reconocer en los últimos 20 años… en fin, que tenemos un Estado fallido.
La verdad que cuesta un poco más levantarse cada mañana e intentar ser, medianamente optimista, frente a los hallazgos encontrados por don Luis.
Respiro profundo, yo le creo al Presidente, no tendría sentido alguno, que nos construyera hipérboles solo para asustarnos. Cuando apenas pongo lentamente un pie —el izquierdo, no sé si es un problema ideológico ese acto mío mañanero— fuera de la cama escucho con dolor, que hubo un terrible accidente en la autopista Florencio del Castillo, que perdieron la vida cinco muchachos; más tarde informan que el mayor de ellos tenía solo 22 años. Que la causa fue el exceso de velocidad, que invadieron el carril contrario, que cuatro quedaron calcinados… pienso en esas madres, en sus familias… ¡Qué dolor más grande!
Como el deporte nacional es “quitarse el tiro”; ahora resulta que la “culpa” de esas muertes absurdas es de Conavi. Soy de las que celebraba cuando anunciaron su cierre, ahora parece que le harán reingeniería ¡Ay, Dios! Volviendo a eso de culpar a Conavi. Este es un tema de irresponsabilidad personal.
Sugieren con vehemencia algunos, que la falta de una barrera, que debió construir Conavi, es la responsable de esas, y otras lamentables muertes. De ser cierto, ¿entonces Conavi es el responsable de las 40 mil personas que permanecen con vida cada día y transitan por esa vía sin tener accidentes?... Con razón no pueden cerrar Conavi. Es ¡Dios! Decide quién vive y quién muere cada día.
¿Una barrera de contención impedirá que pierdan la vida los que conducen a alta velocidad, irrespetando las leyes de tránsito, la demarcación?
Seamos serios, por ese palanganeo, las chambonadas, la corrupción, la ineficiencia, la permisividad. No es un asunto de barreras de contención, es un asunto cultural, de responsabilidad personal. Tenemos un total desprecio por la vida. Conducimos irresponsablemente. La cortesía es un valor retro, la poca educación vial es evidente.
Promover linchamientos a instituciones públicas, para justificar esta cultura de irresponsabilidad personal es contribuir con muertes absurdas en carretera.

Iris Zamora