Logo La República

Lunes, 23 de noviembre de 2020



NACIONALES


Dar trazabilidad a nuevos casos permitirá salir adelante en mes y medio

¿Qué implica la segunda ola pandémica de Covid-19 que enfrentamos?

Apoyo del sector agrícola, de empaquetado y construcción será fundamental para salir adelante

Karla Barquero [email protected] | Miércoles 10 junio, 2020

Daniel Salas
"Estamos en una segunda ola pandémica. Los empresarios tienen una responsabilidad inherente, única en cumplimiento de protocolos con medias de prevención. Si los empleadores no se fajan pueden poner en riesgo a todo el país", dijo Daniel Salas, ministro de Salud. Archivo/La República


El aumento de casos nuevos de Covid-19 en Costa Rica en las últimas semanas evidenció que nos encontramos en una segunda ola de la pandemia.

Sin embargo, si se contienen los casos y se les da trazabilidad, se podrá surfear esta nueva ola en el término de mes y medio.

Lea más: ¿Está Costa Rica en riesgo de avanzar a una transmisión comunitaria?

Pero, de perderse el rastro del origen de la mayoría de casos, se corre el riesgo de que la ola nos revuelque pues entraríamos a la transmisión comunitaria.

Ese escenario es grave pues se comprometería la capacidad hospitalaria y la disponibilidad de camas de la Unidad de Cuidados Intensivos.

Y es que la capacidad de multiplicarse del virus ha crecido y se encuentra en 1,7, lo que alerta sobre una alta proliferación de casos.

Esa condición agrava la situación considerando que cada costarricense contagiado puede infectar a otras dos personas y así seguirse con la cadena.

Ya Costa Rica encabeza el ranking de países con tasas mayores a 1,5 en Latinoamérica, un "indicador de desvelo", según el Centro Centroamericano de Población de la Universidad de Costa Rica.

El principal riesgo que se enfrenta es el trasiego de trabajadores en condición migratoria irregular de Nicaragua, país con una alta circulación del virus.

Lea más: Lo que debe saber sobre Nicaragua, la frontera norte y el Covid-19

Es por eso que la zona fronteriza está en alerta naranja y no se descarta que esos sitios se "acorralen" con medidas más fuertes para evitar que los casos dejen de tener nexo.

La alerta consiste en medidas sanitarias diferenciadas, como restricción en navegación, circulación vehicular y comercial, suspensión de encuentros del campeonato de la Primera División y está en "veremos" el retorno a las aulas.

Que las medidas se flexibilicen dependerá del comportamiento de los casos en estas dos semanas de alerta naranja.

Además, para volver a aplanar la curva y evitar el contagio comunitario, será fundamental el compromiso de las empresas del sector agrícola, empaque y construcción, a las que están ligados este aumento de casos.

Tanto para que cumplan con los protocolos en sus actividades, como el contar con espacios para lavado de manos, que haya distanciamiento entre trabajadores, entre otros; como para que no caigan en la contratación de trabajadores con estatus migratorio irregular.

"Estaremos muy vigilantes del trasiego de personas inmigrantes para cualquier actividad. Cualquier empresario que favorezca esto, va a ver cerrada su actividad. En este momento tenemos que redoblar esfuerzos como país y todos tenemos que colaborar", dijo Daniel Salas, ministro de Salud.

Además de que las empresas pongan de su parte, otro aspecto fundamental es que la población no se relaje con las medidas sanitarias, mucho menos ahora que hay flexibilización y se retomaron actividades.


Las fases de transmisión


Costa Rica siguen en la tercera, de cuatro fases de transmisión del Covid-19.

Primera Sin casos
Segunda Con casos importados
Tercera La mayoría de los casos tienen nexo
Cuarta Comunitaria, el virus se transmite de forma sostenida y se pierde la trazabilidad



NOTAS RELACIONADAS







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.