¿Puede Costa Rica convertirse en el mejor destino centroamericano para empresas extranjeras?
“Nuestro compromiso con Costa Rica sigue firme y esperamos contratar cientos de empleados más y hacer crecer así nuestro gran equipo”, dijo Alejandro Filloy, gerente general de Amazon Costa Rica. Gerson Vargas/La República
Enviar

En 2017 Costa Rica atrajo $2.997 millones provenientes de empresas extranjeras que llegaron o reinvirtieron aquí, cifra histórica que no alcanza lo logrado por Panamá, que con $6 mil millones lideró a Centroamérica en ese apartado.

¿Qué necesita nuestro país para igualar o superar esa cifra? En principio, aprovechar más los factores que por años le han dado buenos resultados: el talento humano y la seguridad jurídica, así como contar con la catalogada mejor agencia de atracción del mundo: Cinde.

“Estamos orgullosos de continuar invirtiendo en Costa Rica. Aquí hemos encontrado gran talento, lo que nos ha permitido construir un gran equipo que demuestra cada día su obsesión por prestar la mejor atención a nuestros clientes”, aportó Alejandro Filloy, gerente general de Amazon Costa Rica.

Por otra parte, los incentivos que se les dan a las empresas que operan aquí son clave para retener el capital y estimular la llegada de más.

La mayoría de empresas que se instalan lo hacen bajo el régimen de zonas francas, el cual está libre de impuestos; sin embargo, hay propuestas de grupos sindicales que piden cobrarles tributos para luchar contra el déficit fiscal.

Algunos empresarios consideran que esa movida sería un disparo en el pie para el país en su objetivo de captar más Inversión Extranjera Directa (IED).

“Costa Rica se está volviendo un país complicado en aspectos de competitividad, burocracia tramitomanía, si el Gobierno no se arrolla las mangas y trabaja al lado del empresario difícilmente se pueda captar más inversión. El país no puede echarse a dormir y vivir de la fama, hay vecinos que se están moviendo muy rápido y puede ser peligroso”, reflexionó Jorge Calderón, vicepresidente corporativo de Cargill.

A pesar de ese panorama, en el primer semestre de 2018, la IED sigue llegando con fuerza al país: 18 empresas eligieron a Costa Rica para continuar sus operaciones y se espera superar la meta de 2017 cuando llegaron 40.

Servicios, manufactura avanzada y liviana, así como turismo, son los principales nichos en los que el país atrae empresas.

Para continuar por ese camino, las autoridades piden al gobierno clarificar las medidas que se tomarán para aumentar la competitividad y aplacar la situación fiscal.

“Esperamos que la reforma fiscal no impacte, porque el régimen de zonas francas no está incluido, es ilógico pensar que el país quiera encarecer las condiciones de operación porque eso nos haría perder más competitividad, lo que sí es prioritario es que se tomen decisiones para darles certeza a los inversionistas”, acotó Luis Gamboa, presidente de Cinde.

Si Costa Rica quiere convertirse en el mejor destino centroamericano para captar inversión extranjera debe trabajar en optimizar su infraestructura, capacitar el talento humano en habilidades blandas y mantenerse actualizado de los movimientos del mercado, entre otros.

Además, un reto importante será llevar esas empresas a zonas fuera del Área Metropolitana. 

Buscando el primer lugar

Costa Rica fue el segundo país que más IED atrajo el año pasado, estas son las cifras del resto de Centroamérica, en millones de dólares.

20180711154910.mapacentroamerica.jpg
Fuente: Cepal



Ver comentarios