Presidente de Cinde: “No podemos vivir de la reputación, hay que mejorar condiciones competitivas”
Esteban Monge/La República
Enviar

Costa Rica es uno de los países en el mundo con mejor crecimiento en inversión extranjera; de hecho, solo el año pasado ese indicador aumentó más de un 10% en comparación con 2016.

Gran parte de ese desempeño está ligado a la labor de la Coalición de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), agencia calificada como la mejor del mundo en el aspecto de la atracción.

Las empresas atraídas por dicha entidad generan 97 mil puestos de trabajo directos y 50 mil indirectos, contribuyendo con un 23% de la fuerza laboral del país.

LA REPÚBLICA conversó con Luis Gamboa, presidente ejecutivo de Cinde, para ampliar sobre los beneficios que ofrece el país a estas empresas y cómo mantenerse competitivos ante los desafíos que presenta el mercado.

¿Cómo está el panorama del país en términos de inversión extranjera?

El año pasado fue muy exitoso, tuvimos 40 nuevos proyectos de inversión y casi 14 mil empleos generados; se demuestra que Costa Rica sigue siendo un destino atractivo para inversionistas, especialmente en ciencias de la vida, servicios y tecnologías de la información, pues se han desarrollado no solo en cantidad, sino en complejidad del empleo que se requiere realizar. Estamos migrando a tareas sofisticadas acertadamente.

¿Qué le ofrece Costa Rica a una multinacional?

Es un país en democracia, que respeta la seguridad jurídica, con un talento humano capaz, un régimen de zona franca estable y una lista innumerable de beneficios. Lo que tratamos de vender a los inversionistas es que sus operaciones pueden ser altamente rentables y una serie de valores que para ellos son importantes; el toque final es mostrarles los casos de otras multinacionales que se han asentado, eso es lo que los convence: la fórmula es mostrarles lo que tenemos, bueno y malo, y que el inversionista elija.

¿Cuánto pesa internacionalmente la reputación de Cinde y del país como tal para atraer empresas?

Nuestra reputación pesa mucho, pero la del país pesa más. Debemos transmitirle al inversionista la verdad del panorama. En este momento nos enfrentamos a muchos retos, pero el principal es que no podemos vivir de reputación, hay que mejorar nuestras condiciones competitivas porque estamos claros en que no podemos seguir haciendo las cosas igual. Para que podamos estar al nivel de países con más recursos y más ventajas para los inversionistas, es necesario actuar.

Lo primordial para la competitividad es la educación, el país debe ya tomar decisiones más rápido para formar jóvenes en todas las capacidades y competencias posibles porque no sabemos a qué vamos a enfrentarnos en los próximos 20 años.

¿La situación fiscal que atraviesa el país puede mermar el ingreso de nuevo capital?

No tiene un impacto, porque el régimen de zonas francas no está incluido, es ilógico pensar que el país quiera encarecer las condiciones de operación porque eso nos haría perder más competitividad, lo que sí es prioritario es que se tomen decisiones para darles certeza a los inversionistas.

¿En qué proyectos macro se enfocará Cinde en la segunda mitad del año?

Nos autoimponemos metas importantes, pero nos preocupa la credibilidad con la que queda Costa Rica por la falta de toma de decisiones y los factores que nos hacen competitivos, si dañamos eso, dañamos la imagen y con eso se reducen las oportunidades de nuevo capital por más magia que hagamos. 



Ver comentarios