Próxima transacción de Fiat podría ser tras el retiro de Marchionne
Sergio Marchionne, responsable de Fiat Chrysler Automobiles,quien fue el artífice de la fusión que creó la sétima mayor empresa automotriz del mundo, prepara su retiro para fines de 2018. Bloomberg/La República
Enviar

 El máximo responsable ejecutivo de Fiat Chrysler Automobiles, Sergio Marchionne, el artífice de la fusión que creó la séptima mayor empresa automotriz del mundo, dice que es probable que durante su gestión no se produzca una nueva transacción transformadora.
Luego de impulsar públicamente una fusión con General Motors durante la mayor parte del año pasado, Marchionne ha cambiado de tono a medida que se prepara para retirarse a fines de 2018.
En lugar de alentar otra combinación, el ejecutivo de 63 años planea concentrarse en hacer más competitiva a Fiat Chrysler y en concretar sus ambiciosos objetivos, entre ellos aumentar las ventas alrededor de un 50% en tres años.
Luego de propuestas de socios “no ideales”, “volvimos a concentrarnos en el plan para 2018, que aumentaría el valor de Fiat Chrysler y su posición en una transacción”, dijo Marchionne el lunes después de completar la escisión de la fabricante de súper autos Ferrari. “La diferencia es que no seré yo quien lo haga. Será tarea de otra persona”.
Al no haber un socio adecuado como GM en el horizonte, Marchionne tendrá ahora que pasar de negociador a hombre de la industria automotriz.
El ejecutivo, un novato en el sector antes de hacerse cargo de Fiat, ha utilizado su habilidad negociadora para transformar la empresa automotriz italiana, que se encontraba al borde de la quiebra cuando Marchionne entró en funciones en 2004.
El ex máximo responsable de la compañía de pruebas suiza SGS se aseguró un salvavidas al obtener $2 mil millones de GM.
Luego, en plena crisis financiera, cerró un acuerdo para salvar a Chrysler de la quiebra, lo que dio a ambas compañías automotrices más opciones estratégicas.
La escisión de Ferrari fue su último golpe, que le generó unos 4 mil millones de euros ($4.400 millones) y aumentó el valor combinado de las empresas -comprendida la ex unidad de súper autos-, que duplicó el anterior al anuncio de octubre de 2014.
Marchionne piensa concentrarse ahora en un plan de expansión de 48 mil millones de euros hasta 2018.
La desaceleración de la demanda en China y una declinación del mercado automotor de Brasil han derivado en recortes.
Los nuevos modelos de las marcas Alfa Romeo y Maserati, que tenían por objeto consolidar un crecimiento en el sector de autos caros, se han postergado en momentos en que el énfasis en el gasto se desplaza hacia Jeep, que crece con más rapidez.
El ejecutivo ítalo-canadiense se ha atenido hasta ahora a sus objetivos para 2018, entre ellos un incremento de las ventas a 7 millones de vehículos para ese año.
Se trata de casi 2 millones por encima de las estimaciones de IHS Automotive de ventas de Fiat Chrysler.
Marchionne dijo el lunes que la compañía no necesita un socio para alcanzar sus objetivos.


 

Ver comentarios