Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Pronóstico rechaza recesión en 2008 en EE.UU.

| Sábado 05 enero, 2008



Pronóstico rechaza recesión en 2008 en EE.UU.


Washington- La predicción de algunos analistas según la cual una recesión castigaría la economía estadounidense en el cuarto trimestre no ocurrió, y no hay razón para pensar que vaya a ocurrir este año.
Según los expertos, los consumidores reducirían sus gastos al verse perjudicados por la caída de los precios de las casas y el alto costo de la gasolina, sin embargo, no se dio así.
Para 2008 el crecimiento económico será lento en el primer semestre y la tasa de desempleo, que en noviembre era todavía baja, con un 4,7%, probablemente suba.
Las ventas de casas y la construcción seguirán siendo un lastre en los próximos meses.
Por otra parte, el crecimiento económico debe de acelerarse en el segundo semestre del año, conforme mejoren las condiciones de los mercados financieros y el déficit comercial de Estados Unidos, afloje la crisis de la vivienda y empiece a notarse el efecto del recorte de 100 puntos básicos dispuesto por la Reserva Federal sobre la tasa objetivo de los préstamos de 24 horas.
Algunos an
alistas optimistas creen que el crecimiento puede repuntar a una tasa del 3% en el segundo semestre.
Dada la turbulencia de los mercados financieros, el riesgo de una recesión difícilmente sea cero. No obstante, el actual estado de la economía simplemente no muestra los signos habitualmente asociados con una recesión.
En un pronóstico dado a conocer el 2 de enero, Mickey D. Levy, economista jefe en Banc of America Securities, dijo que la mayoría de las recesiones se inician después que la Reserva Federal eleva las tasas de interés, generando una caída de la demanda agregada.
“Como resultado, los picos de expansión suelen caracterizarse por sobrantes de inventarios, demasiados empleados y una excesiva masa de capital con respecto a la producción”, dijo Levy.
Ninguna de esas condiciones existen en la economía estadounidense y la Fed ha aflojado al punto de que las
tasas son “ahora coherentes con un crecimiento sostenido de la demanda”, dijo.
Muchos de los pronósticos que hablan de recesión se basan en supuestos de que las grandes pérdidas asociadas con las hipotecas subprime, o de alto riesgo, y los valores respaldados por ellas obligarán a los bancos a reducir la profusión de préstamos.
La resultante contracción del crédito socavaría la inversión en negocios y el gasto del consumidor, según los pronosticadores.
Sin embargo, la síntesis del más reciente sondeo de las condiciones económicas, efectuado por la National Federation of Independent Business y publicado el 11 de diciembre, dice que “no hay contracción del crédito”.
“Solo 3% de los propietarios mencionó el costo y la disponibilidad del crédito como su principal problema de negocios”, dice la investigación.
“Un 34% informó que todas sus necesidades de crédito estaban satisfechas, frente a un 4% que informó tener problemas para obtener la financiación deseada, cosa típica de las estadísticas de los últimos años”.
Según Levy, lo mismo puede decirse de muchos clientes de grandes instituciones perjudicadas por pérdidas subprime.
“Los grandes bancos han disminuido el apalancamiento y las líneas de crédito para los fondos de cobertura, los fondos de capital riesgo y el sector de la vivienda. Pero para el resto del sector no financiero están haciendo todos los préstamos que pueden, al tiempo que aplican sus actuales normas crediticias con mayor rigor”, agregó Levy.
En vez de un hundimiento del gasto del consumidor y el comienzo de una recesión, las familias aumentaron sus desembolsos a una tasa anual de 2,5% en el cuarto trimestre, según estimaciones de varios economistas.
Independientemente de lo que haga la Fed, los estrategas seguirán con un ojo puesto en la inflación.
En los 12 meses finalizados en noviembre, el índice básico de precios del gasto en consumo personal (PCE, por su sigla en inglés) subió 2,2%, más que la meta de 1,6% a 1,9%.