Problemas de Deutsche Bank alteran economía europea
Deutsche Bank es el mayor banco de inversión de Europa. Bloomberg/La República
Enviar

Alemania está recibiendo un duro golpe justo cuando la región más necesita el puntal económico y político de Europa.

Mientras Deutsche Bank y Volkswagen enfrentan facturas de miles de millones de dólares en Estados Unidos por mal comportamiento, las empresas arriesgan debilitar la economía que es uno de los pocos polos del crecimiento mundial. Las disputas transatlánticas coinciden con la debilitada suerte política de la canciller Angela Merkel, mientras un partido antiinmigración sustrae votantes a su coalición.

Un mayor debilitamiento de los dos gigantes corporativos alemanes podría impactar el crecimiento a nivel nacional y expandirse fuera del país, sumándose a problemas económicos como la tenue demanda mundial y las consecuencias de la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

{l1}deutsche_bank_y_hsbc_se_oponen_a_planes_de_la_fed{/l1}

Deutsche Bank es el mayor banco de inversión de la región, mientras VW es el fabricante de automóviles más grande de Europa. En conjunto, ambos emplean directamente más de 700 mil personas y casi la mitad de esos puestos de trabajo está en Alemania.

“El tener a dos pesos pesados conmocionados podría conllevar un retroceso en el consumo y las inversiones”, dijo Horst Löchel, catedrático de economía de la Escuela de Finanzas y Administración de Fráncfort.

Las acciones de Deutsche Bank anotaron una baja histórica el martes por la preocupación ante el deterioro de su situación financiera. El Departamento de Justicia de Estados Unidos, en una evaluación preliminar, anunció que forzaría a la entidad prestamista a pagar hasta $14 mil millones en sanciones por valores con respaldo hipotecario.

Toda liquidación sobre 5.400 millones de euros ($6 mil millones) implicaría la necesidad de un aumento de capital solo para pagar la multa, según Andrew Lim, analista de Société Générale. Incluso antes de la última crisis, Deutsche Bank ya estaba recortando y eliminando puestos de trabajo en un esfuerzo por restablecer la rentabilidad.

Las acciones el miércoles recuperaron parte de las pérdidas de esta semana –al repuntar hasta un 3,8%– después de que el máximo responsable ejecutivo, John Cryan, dijo al periódico Bild Zeitung que una recaudación de capital “actualmente no es un problema” y la aceptación del apoyo gubernamental es “impensable”. El lunes, el vocero de Merkel también intentó detener la especulación financiera en torno a la entidad prestamista, pero no todos están convencidos.

“Los reguladores en Alemania dicen que no pueden intervenir, pero yo creo que sería difícil para ellos no encontrar una solución si algo llegara a pasar”, dijo Martin Gilbert, máximo responsable ejecutivo de Aberdeen Asset Management, en una entrevista con Francine Lacqua en Bloomberg Television. “Merkel está en una situación complicada. Difícilmente puede decir ‘voy a rescatarlos’ ante la elección. Pero lo que dicen y lo que hacen frecuentemente son cosas distintas”, agregó.


Ver comentarios