Enviar
Príncipe del desierto

El español Rafael Cabrera-Bello firmó su segundo título como profesional al convertirse en el nuevo “príncipe del desierto” tras adjudicarse el torneo de Dubái.
No se dejó impresionar el ganador que arrancó la jornada final con un golpe de desventaja con respecto al inglés Lee Westwood y que a su favor tenía la experiencia.
El canario sacó su clase y se aplomó al firmar en el recorrido final cuatro birdies tres de ellos en los nueve hoyos finales sin ningún error, para ascender hasta la cima con 68 golpes y un total de 270 (-18).
El segundo puesto le correspondió a Westwood y a Stephen Gallacher, que se quedaron a un impacto de forzar el desempate.
Así Cabrera-Bello consigue el más importante triunfo de su carrera, en el que ha firmado 21 'birdies' y solo tres bogeys para suceder al también español Alvaro Quirós como el campeón en el Omega Dubai Desert Classic.

Dinia Vargas y EFE
[email protected]


Ver comentarios