Logo La República

Lunes, 21 de octubre de 2019



NACIONALES


Gremios del Poder Judicial lo acusan de legislar en beneficio propio

Presidente del Congreso denuncia a sindicatos por “amedrentar” a diputados de comisión de huelgas

Iniciativa limitaría protestas en servicios esenciales

Esteban Arrieta [email protected] | Martes 14 mayo, 2019

carlos
Carlos Ricardo Benavides, presidente del Congreso. Archivo/La República



Los sindicatos del Poder Judicial podrían estar amedrentando a los diputados, para evitar una serie de cambios en el empleo público y en las reglas que permiten las huelgas.

La denuncia la hizo Carlos Ricardo Benavides, presidente del Congreso, y uno de los principales propulsores de esos proyectos.

“No quisiera pensar de que desean amedrentar a los diputados, de que se trata de una estrategia, para evitar los cambios en la huelgas. Queremos poner un hasta aquí en los abusos de algunos sindicatos, entre ellos, los del Poder Judicial”, dijo Benavides.

Lea más: Maestros no podrían irse a huelga

Los sindicatos judiciales acusaron a Benavides luego de que el Ministerio de Hacienda revelara la lista de potenciales beneficiarios de la amnistía tributaria. Dicha amnistía aplicaba un descuento de entre el 60% y el 80% de la deuda total que se tiene con el Estado si se cancelaba entre diciembre del 2018 y marzo del 2019.

En ese sentido, el presidente del Congreso manifestó que él pagó los ₡1,7 millones que adeudada por concepto del impuesto de la renta sin acogerse a la amnistía.

Los profesores y maestros, así como todos los funcionarios del sector salud y los empleados judiciales no podrían irse a huelga dentro de poco.

Lea más: Albino Vargas advierte a Carlos Alvarado de huelga más grande en 2019

Está cerca de votarse en primer debate un proyecto que define una nueva lista de servicios públicos esenciales, los cuales no se podrían interrumpir bajo ninguna circunstancia.

En lugar de la protesta, se habilitará el arbitraje obligatorio para que los conflictos laborales se resuelvan sin protestas.

Se trata de los sectores de salud, seguridad, comedores escolares, educación pública, suministro de combustibles y suministro de agua, entre otros.

Bajo esa premisa, cualquier movimiento de protesta de los trabajadores que dan los servicios sería declarado ilegal automáticamente por los Tribunales de Trabajo.

Asimismo, los funcionarios que desafíen la medida sufrirían un rebajo automático de sus salarios e incluso serían despedidos.


Servicios esenciales


Para efectos del proyecto de ley, los legisladores definirían un puñado de servicios que no podrían verse interrumpidos.

Un servicio público esencial es aquel cuya interrupción pone en peligro la vida, la seguridad o la salud de las personas.

  • Educación pública
  • Atención y prevención en salud
  • Suministro y comercialización de alimentos
  • Suministro de medicamentos
  • Servicio de agua potable
  • Recolección de basura
  • Protección y atención del menor, el anciano y el desvalido
  • Suministro eléctrico o de combustibles
  • Transporte público en cualquier modalidad
  • Seguridad pública
  • Carga y descarga en muelle

Fuente: Proyecto de ley

.







NOTAS RELACIONADAS






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.