Presencia y roce
La capitana de la escuadra nacional, Melanie Montoya (de rojo), rechaza un remate de la ofensiva chapina, en un complicado juego para las ticas en la piscina olímpica de Hatillo 3.Marco Monge/La República
Enviar

Presencia y roce

Polo acuático apenas da sus primeros pasos, sin armas para competir

Con mucho espíritu, esfuerzo y dedicación, pero rodeados de grandes limitaciones, la delegación de polo acuático costarricense mantiene su marcha en el

201307042241530.a11.jpg
Campeonato Centroamericano y del Caribe de Natación CCCAN. El deporte tiene poco auge en el país, poco a poco busca trascender y aún les falta mucho, algo que se nota en los resultados.
Ayer, en la segunda fecha de esta disciplina, el combinado femenino se enfrentó a su similar de Guatemala; cayó 14 goles a cuatro tras cuatro tiempos de ocho minutos cada uno, en lo que fue su debut en el torneo en la piscina olímpica de las instalaciones deportivas de Hatillo 3.
El equipo, compuesto por seis jugadoras y una guardameta, no se equiparó al intenso ritmo físico impuesto por las chapinas, las cuales dominaron la mayoría del encuentro, puesto que lograron mantenerlas lejos de su portería y del área de una extensión de cinco metros, con lo que se hacía fácil bloquear los remates de las ticas.
Dada esta situación de presión, las nacionales caían en múltiples imprecisiones, eso cuando no se les vencía el reloj de 30 segundos de posesión, tiempo máximo que se le permite a un equipo tener el balón. Debido a la estrategia y al agotamiento físico, se realizaron constantes cambios de forma ilimitada durante todo el partido.
Dentro de las limitantes, el equipo se vio acusado de la falta de roce y preparación ante la ausencia de fogueos y recursos económicos para desarrollar un mejor nivel, indicó su técnico Luis Castro. En este certamen es la primera vez que participan los nacionales y es debido a ser país sede.
“El polo en los últimos seis o siete años ha tenido un auge, la oportunidad de tener a estos equipos acá es una en la vida para nosotros, nos ayudará a aumentar el nivel. El equipo de chicas ya tiene dos años junto”, comentó el estratega.
Para participar en citas internacionales las atletas deben costearse su viaje, motivo que se vuelve un obstáculo importante, además que ninguna puede dedicarse exclusivamente al deporte, confesaron algunas de las jugadoras, sino en su tiempo libre, lo que abre una tremenda brecha ante rivales extranjeros.
Otro punto importante es crear más grupos de jugadores. Actualmente la actividad se limita a dos sedes únicamente, por lo cual de contar con más jugadores, de todas las edades, juveniles, adultos y hasta máster, se podrían conseguir mejores resultados, pues se abrirían más plazas en diversas zonas del país indicó Castro.
Las jugadoras se muestran deseosas de más eventos de este tipo, para prepararse mejor y tener mucho más roce.
“Nos falta mucho de preparación, tuvimos poco tiempo para entrenar, nos faltan chicas y apoyo económico, tanto de los entes federativos como del público. El esfuerzo para estar acá ha sido nuestro, entre nosotras nos organizamos para poder competir”, relató Fe Hidalgo, polista nacional.
A pesar de los problemas, las jugadoras definieron como una bonita experiencia poder representar al país en una competencia internacional, muchas era la primera vez que vestían los colores patrios, en lo que calificaron como un orgullo.
Gracias a esta participación, Costa Rica tendría el espacio para ir a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2014 en México, pues este evento es selectivo para ese certamen; sin embargo, todo depende de que el Comité Olímpico Nacional les gire los recursos para asistir, porque de lo contrario no sería posible, contó Castro.
Con este panorama, es claro que las ganas están, el material y el talento por desarrollar es posible en un deporte alternativo, ahora falta que otras esferas crean en el sueño del polo.

Sergio Alvarado
[email protected]

Ver comentarios