Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 4 Junio, 2014

Con motivo del Presidente historiador que dirige el país hoy, discutamos la posibilidad de volver a llamar Moracia a Guanacaste


Pizarrón

¿Por qué no Moracia, otra vez?

El pasado 8 de febrero se cumplieron 200 años del nacimiento del Héroe nacional, Benemérito de la Patria, Presidente de Costa Rica desde 1849 hasta 1859, Gran Jefe y Estratega Nacional de la lucha contra los filibusteros norteamericanos, el líder más connotado de esta gesta de carácter centroamericano.
Su hermano, el General José Joaquín Mora Porras, junto con su cuñado, el General José María Cañas Escamilla, fueron de los más distinguidos militares de esta Guerra contra la dominación extranjera, contra el sometimiento de los pueblos centroamericanos a los intereses esclavistas de los estados sureños de los Estados Unidos, y contra sus pretensiones anexionistas. Su hermano Miguel ejerció la Presidencia por un breve período de diez días en 1849 cuando renunció el Dr. José María Castro Madriz.
Una de sus hermanas fue casada con José María Montealegre Fernández presidente que le sucede después de haber confabulado contra él, en el golpe de estado que le derroca en 1859, y de haber fraguado su asesinato, el 30 de setiembre de 1860.
Con esta lucha contra los filibusteros norteamericanos se afirmó y consolidó la Independencia de los países centroamericanos declarada en 1821.
El alevoso asesinato del Presidente Mora condujo a que por años su egregia figura estuviera oculta de la conciencia histórica nacional, así como en buena parte los mismos sucesos de la Guerra Nacional contra los filibusteros y sus principales figuras.
De ello se produjo también que el Departamento de Guanacaste, elevado a Provincia en 1848, le fuera cambiado el nombre por Moracia en 1854 en honor del Presidente Mora, con cabecera en la ciudad de Liberia, hasta que en 1860, después del fusilamiento de Mora, de nuevo se le cambiara de nombre a esta provincia estableciéndole el nombre de Guanacaste.
El Departamento de Guanacaste correspondió en la práctica a los antiguos territorios de Partido de Nicoya que se habían anexado por su propia voluntad a Costa Rica en 1825, Partido que en 1835 pasó a llamarse Departamento, por reorganización administrativa que hiciera el gobierno, y en 1848 se le llamó Provincia.
Guanacaste era una villa de esta zona, la actual Liberia, que en 1826 afirmó su plena incorporación a Costa Rica, como lo hacen ya para 1834 la totalidad de las municipalidades del Partido de Nicoya. Los árboles de guanacaste dominan en esta región, hoy también considerado Árbol Nacional.
En vida, el 25 de junio de 1850 el Congreso le había declarado Benemérito de la Patria, por méritos ya entonces conocidos, y el 16 de setiembre del año 2010 la Asamblea Legislativa le declaró “Héroe y Libertador Nacional” en reconocimiento a su papel en la lucha contra los filibusteros.
El grupo de ciudadanos que se reúne alrededor de La Tertulia del 56 es quien más se preocupa del rescate y exaltación de la memoria y figura del gran Presidente y Capitán General Juan Rafael Mora Porras.
Con motivo de este Bicentenario, y del Presidente historiador que dirige el país hoy, discutamos ampliamente la posibilidad de volver a llamar al Guanacaste con el nombre de Moracia, en honor de este extraordinario Presidente, y un significativo reconocimiento histórico a los 200 años de su natalicio y a los 158 años del inicio de la Guerra contra los filibusteros reestablecer el nombre de Moracia para esta provincia.

Vladimir de la Cruz