Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



ACCIÓN


POR FAVOR...SILENCIO

Redacción La República [email protected] | Lunes 09 julio, 2012



POR FAVOR...SILENCIO
GAPARI

Murray orgulloso

A pesar de caer derrotado ante Roger Federer, nuevo número uno del mundo, Andy Murray se mostró orgulloso por jugar su primera final de Wimbledon y agradeció el apoyo que recibió de la grada y de los medios de comunicación británicos.
La expectación ante la posibilidad de que un británico ganara en el All England Club por vez primera en los últimos 76 años era tal que ayer por la mañana ondeaba la bandera escocesa en Downing Street, residencia del primer ministro británico, en apoyo a Murray.

Mucho apoyo

"Estos días algunos periodistas me han dicho que pudieron escribir las mejores historias de su carrera. El tenis ha gozado de un enorme espacio en la prensa, algo que no sucede siempre en este país", apuntó Murray.
"Han sido dos semanas espléndidas. Por lo que me han dicho, la reacción de la prensa y de la gente ha sido extremadamente positiva, me han brindado todo su apoyo", dijo el tenista.
El escocés, semifinalista las últimas tres temporadas en el All England Club, optaba a su primer Grand Slam, pero se encontró ante sí a un Federer que se llevó su séptimo título tras firmar un partido "increíble", en palabras de Murray.

Dura derrota

Murray rompió a llorar en la pista tras caer derrotado y se mostró decepcionado por el resultado en rueda de prensa: "Ha sido una derrota muy dura, toda mi familia vino a verme", señaló el escocés, quien apuntó que estaría "en el deporte equivocado si no fuera una persona emocional".
"En los últimos años, todos los partidos que ha perdido (Federer) ha sido por muy pocos puntos, por detalles. Podría haber ganado ya 20 Grand Slam, todavía juega un gran tenis. No puedes llegar al número uno si no te lo mereces", apuntó Murray sobre el suizo.

Torneo difícil

"Wimbledon no es un campeonato fácil para los británicos, pero creo que he lidiado bien con todos los factores extra deportivos que nos afectan", señaló Murray.
Negó que su juego se viera afectado por el techo de la central, que la organización desplegó por la lluvia tras dos horas de juego, si bien reconoció que Federer es un tenista a quien resulta especialmente difícil enfrentarse a cubierto.
"Es la primera vez que llego a la final y todavía estoy mejorando, aún trato de jugar cada vez mejor al tenis, eso es todo lo que puedo hacer", señaló el cuarto tenista del mundo.