Logo La República

Domingo, 25 de agosto de 2019



ACCIÓN


POR FAVOR...SILENCIO

Redacción La República [email protected] | Lunes 13 septiembre, 2010



POR FAVOR…SILENCIO
GAPARI

Solo le falta uno

Rafa Nadal se encuentra a un paso de completar el Grand Slam, ya que el torneo neoyorquino es el único de los cuatro 'grandes' que falta en su palmarés.
Ya conquistó Roland Garros, Wimbledon y Australia, y el único torneo que hasta la fecha se le resiste es el Abierto de Estados Unidos, donde hasta ahora no lograba ni siquiera alcanzar la final.
Nadal tropezó los dos últimos años en la penúltima ronda. En 2008, llegó con fatiga mental tras ganar de forma consecutiva Roland Garros, Wimbledon y los Juegos Olímpicos de Pekín y no pudo superar su partido ante Andy Murray.

Jugó lesionado

En el año 2009, la lesión que sufrió por una rotura en el abdominal condicionó su participación en el torneo estadounidense, aunque consiguió alcanzar las semifinales "de forma milagrosa", según él mismo definió, donde no tuvo opción alguna ante Juan Martín del Potro, a la postre vencedor del US Open.
Este año le han respetado las lesiones y pudo llegar a Flushing Meadows sin mucha saturación de partidos en la gira americana, donde alcanzó las semifinales en Canadá y los cuartos de final en Cincinnati.
Durante el torneo, Nadal ha ido de menos a más y alcanzó la final sin ceder un solo set.

Vive su sueño

"Para mí, es un sueño poder jugar mi primera final aquí y en la pista más grande del mundo, estoy muy feliz", expresó.
De ganar hoy en Nueva York, Nadal ingresaría en el selecto club de tenistas capaces de ganar los cuatro grandes torneos de la temporada, que de momento lo componen tan sólo seis jugadores: los norteamericanos Don Budge y Andre Agassi, los australianos Rod Laver y Roy Emerson, el inglés Fred Perry y el suizo Roger Federer.
El español conseguiría algo que no lograron grandes mitos de este deporte como Pete Sampras, Bjorn Borg, John McEnroe, Jimmy Connors o Guillermo Vilas, entre otros.

Chau Federer

El sábado, Novak Djokovic privó al Abierto de Estados Unidos de su final soñada tras infligir a Roger Federer su primera derrotar en una semifinal del torneo neoyorquino, donde jugó las seis últimas finales, en un duelo espectacular y vibrante en el que el suizo desaprovechó dos bolas de partido.
La excepcional batalla entre el serbio y el suizo se prolongó durante 3 horas y 44 minutos, tras las cuales, Djokovic, que siempre fue a remolque, se impuso en cinco sets por 5-7, 6-1, 5-7, 6-2 y 7-5, lo que le permitió verse la cara hoy en la final con el número uno mundial, Rafa Nadal.