Logo La República

Sábado, 19 de junio de 2021



NACIONALES


Instituto no renovó contratos de compra de energía a seis empresas, pero mantiene 26 ligámenes vigentes

¿Por qué están enfrentados el ICE y los generadores privados?

Empresas señalan que por ley solo pueden venderle al Instituto y piden permiso para exportar energía

Johnny Castro [email protected] | Lunes 07 junio, 2021

Dos técnicos bajo una torre de distribución eléctrica
El ICE ha desmentido que busque afectar la generación privada de energía al indicar que aún mantiene 26 contratos vigentes. Shutterstock/La República


La decisión del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) de no renovar seis contratos de compra de energía a generadores privados, generó un nuevo pulso entre los empresarios y el Estado por la apertura energética.

Debido a que en los últimos años el ICE ha logrado atender la demanda de electricidad con sus plantas hidroeléctricas, geotérmicas y eólicas, la institución decidió cerrar la puerta a nuevos contratos.

La decisión también se justifica porque el ICE produce el 98,8% de la energía de fuentes totalmente renovables y es inexistente la quema de búnker para generar energía.

En ese sentido, el ICE aclaró que solo suscribirá nuevos contratos de compra de energía con generadores privados “si el país necesita esa electricidad y si los estudios técnicos correspondientes lo justifican”.

El Instituto mantiene 26 contratos de energía vigentes con cogeneradoras.

En los últimos meses, el ICE ha estado bajo la presión de diversos sectores por su manejo financiero, por el costo energético y por la supuesta necesidad de permitir una mayor apertura eléctrica.

Asimismo, desde la Asamblea Legislativa hay una fuerte presión para aprobar un proyecto de generación distribuida, el cual, permitiría a las empresas generar su propia energía a través de fuentes renovables como paneles solares, sin necesidad de comprarle al ICE.

Mientras tanto, los generadores privados de energía reclaman que la Ley 7.200 aprobada en 1990 solo los faculta para vender electricidad al ICE por lo que solicitaron permiso para exportar energía a otros países al mandatario Carlos Alvarado.

Sin embargo, dicha solicitud fue descartada porque esa facultad es exclusiva del ICE.

El enfrentamiento subió de tono en días pasados cuando representantes de la Planta Hidroeléctrica de Río Segundo, en Sarchí, anunciaron el cierre de sus operaciones y culparon al ICE por no renovarle el contrato para adquirir su producción.

El ICE señala que ha cumplido a cabalidad con todos los contratos firmados con los generadores privados de electricidad, donde por ejemplo, a la Planta Hidroeléctrica Río Segundo II y la Planta Hidroeléctrica Poás I y II les ha cancelado $19,6 millones durante 24 años de servicio.

Representantes de la planta hidroeléctrica Río Segundo señalaron haber dejado sin empleo directo a 12 trabajadores de la zona donde operaba desde 1995 y que había renovado su contrato anteriormente.

Lea más: ICE asegura que no renovó contratos con generadores privados apegado a la Ley

Eduardo Kopper, Presidente de la Planta Río Segundo, explicó que las compañías privadas producen electricidad a un menor costo, lo cual -si se aprovechara correctamente- permitiría al país ser competitivo y disfrutar de mejores tarifas para clientes residenciales e industriales.

Lea más: Cierra otra planta hidroeléctrica privada y culpa al ICE por no comprarle electricidad

El ICE ha desmentido que busque afectar la generación privada de energía al indicar que aún mantiene 26 contratos vigentes.


¿Qué es?


Nombre Generación eléctrica autónoma o paralela
Número de ley 7.200
Aprobación 1990
Comprador ICE
Vendedores Generadores privados
Contratos vigentes 26
No renovados 6


NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.