Enviar
POR FAVOR... SILENCIO

GAPARI

Amelie Mauresmo se impuso ayer a Elena Dementieva por 7-6 (7), 2-6 y 6-4 en la final del torneo de París para lograr el título 25 de su carrera y el primero desde hace casi dos años.
En junio de 2007 Mauresmo se hizo con el último título en Amberes, al derrotar a Kim Clisters. Cuatro meses después disputó otra final en Eatsbourne, ante Justine Henin, pero acabó derrotada.
Parecía el final de la jugadora de St. Germains en Laye, ganadora de dos Grand Slams, en Australia y Wimbledon en 2006. Pero dos años después, cuando la clasificación de la ex número uno del mundo durante 39 semanas descendió al 24, con dos compatriotas, Alize Cornet y Marion Bartoli, superándola, Mauresmo saboreó de nuevo la victoria.

Siguiendo en el circuito femenino, decir que la rusa Vera Zvonareva, número cinco de la WTA, se adjudicó ayer el torneo de Pattaya (Tailandia) al vencer a la tenista india Sania Mirza por 7-5 y 6-1.
Zvonareva, semifinalista en el Abierto de Australia, sólo encontró oposición en el primer set por parte de Mirza ya que a partir del 7-5 del primer set, se impuso con absoluta comodidad para acabar firmando un claro 6-1 en la segunda manga.
Con este triunfo la jugadora rusa se apunta el primer título de la temporada y el octavo de su carrera.

En el sector masculino, ayer el español Tommy Robredo, conquistó el título del Abierto de Brasil en una difícil final contra el brasileño Thomaz Bellucci.
Robredo se impuso por 6-3, 3-6 y 6-4 en un partido que tenía a dos célebres tenistas ya retirados entre el público: el brasileño Gustavo Kuerten y el español Emilio Sánchez Vicario.
Pese al favoritismo del español, el partido fue parejo y Belluci, número 84 de la clasificación ATP, creció con el ruidoso apoyo de unas 5.000 personas.
Robredo se embolsó $90 mil.

Y, lamentablemente, la política se mezcla con el deporte y la negativa de los Emiratos Árabes Unidos de conceder el visado de entrada en el país a la israelí Shahar Peer, para poder participar en el torneo de tenis de Dubai ocasionó que el presidente ejecutivo de la WTA, Larry Scott, emitiera una nota de protesta oficial.
“Estamos profundamente decepcionados por la decisión de los Emiratos Árabes Unidos. La señorita Peer se ganó su derecho ha participar y es lamentable que los Emiratos estén negándolo”, dijo Scott.
Tras diversas consultas, la WTA decidió autorizar la disputa del torneo a la espera de un examen ulterior por la junta directiva de la WTA.
Ver comentarios