Enviar
Por el oro añorado

China espera vencer en casa a Japón y Estados Unidos en la gimnasia

Luis Rojas
[email protected]

Para los gimnastas chinos se viene una batalla sin cuartel ante sus rivales de siempre, Japón y Estados Unidos, por el oro olím
pico que se les ha negado y también por borrar lo que fue una decepcionante actuación en la olimpiada pasada.
Ahora las cosas cambian. La competencia es en China y el recuerdo de su fracaso por equipos, al no acumular medallas, motiva a chinos y chinas a esforzarse el doble por lavarse la cara ante los suyos y en su casa.
En mujeres, las chinas van por el oro olímpico que nunca han ganado, pero para ello deberán superar al poderoso equipo de Estados
Unidos, que cuenta en sus filas con las dos últimas campeonas mundiales individuales, Shawn Johnson (2007) y Chellsie Memmel (2005); aunque esta última se lesionó su tobillo derecho durante los entrenamientos en Pekín.
La estrella local es la genial Cheng Fei, la única de su equipo que ya estuvo en Atenas. No luchará por el concurso completo, que deja para las más jóvenes, pero apunta directamente al oro en salto, barra y suelo.
El tercer equipo en la danza es el rumano, campeón en 2004, totalmente renovado desde entonces y liderado por Steliana Nistor, subcampeona mundial, y Sandra Izbasa, subcampeona europea.
En masculino, los chinos tienen al equipo campeón del mundo y son superfavoritos, principalmente ante las bajas estadounidenses de Paul Hamm, campeón individual en Atenas, y su hermano gemelo Morgan, y del japonés Hishashi Mizutori, ganador de tres medallas en los últimos mundiales.
La competición olímpica se disputará en el Estadio Nacional de Pekín, con capacidad para 18 mil espectadores.

Consulta: EFE

Ver comentarios