Pocas opciones para A-Rod
Alex Rodríguez está en sus horas más bajas, con su nombre manchado y con el peligro de una sanción de por vida. Internet/La República
Enviar

Pocas opciones para A-Rod

Decisión de justicia estadounidense contra dopaje lo complica aún más

El panorama para eludir una sanción por presunto dopaje se complica aún más para el beisbolista de origen dominicano Alex Rodríguez. El desenlace negativo parece casi inminente y el castigo definitivo para “A-Rod” es un tema que se habla por todo lado en el ambiente de la MLB.

201307302257440.a44.jpg
La vía por la cual las Grandes Ligas buscarán hacer caer el peso de la ley sobre el pelotero, será atípica, dado que no es mediante el reglamento antidopaje estipulado, sino se amparará en el contrato colectivo de jugadores como se desprendió de la noticia revelada por Asociated Press (AP).
De esta forma, la liga podrá sancionar al tercera base de los Yankees sin que ninguna apelación del sindicato de jugadores o de otro ente retrase o congele el proceso como sí pasaría con el reglamento de antidopaje, opción de la que se vale el jugador, dado que alega que nunca ha sido sancionado formalmente por dopaje.
Entonces, la ofensiva de MLB según reveló AP es conseguir el castigo por otro tipo de infracciones, en tanto se resuelve el caso de las presuntas sustancias prohibidas que habría consumido y utilizado mientras era cliente de la clínica Biogenesis of America, que ofrecía tratamientos contra el envejecimiento en el estado de Florida.
Hoy, el centro médico se encuentra cerrado luego que su dueño el doctor Anthony Galea, se declaró culpable hace dos años de suministrar drogas no autorizadas en Estados Unidos, las cuales habría traído ilegalmente de Canadá. Se habla que al menos 20 beisbolistas estarían en la lista de clientes, entre ellos Rodríguez.
De prosperar la medida, A-Rod, no podrá regresar al campo bajo ningún modo y el jugador hoy en la lista de lesionados, se mantendrá inhabilitado hasta que se dicte la sanción final, la cual podría ser incluso de por vida, dado que se trata de un jugador reincidente en asuntos relativos al dopaje —hace cuatro años, el toletero admitió que había consumido sustancias para mejor su rendimiento mientras era ficha de los Vigilantes de Texas entre 2001 y 2003, pero insiste que desde entonces, se encuentra limpio—.
Para la Liga, Alex falta a la verdad sobre su relación con el doctor Galea, de quien se dice fue el intermediario entre otros jugadores para llevarle clientes al galeno, por lo que habría obstruido la investigación en el caso y que no saliera a la luz. De momento esa sería la acusación que se espera.
Por si el caso no fuera lo suficientemente delicado, una resolución de la justicia estadounidense complica aún más el asunto. La MLB consiguió que un juez de Miami rechazara la petición de 20 peloteros para que retirase una demanda civil contra la clínica Biogenesis.
De esta manera, las Grandes Ligas podrán apoyarse en todo el sistema judicial de su país en la lucha contra aquellos implicados en escándalos de dopaje, que tiene al llamado rey de los deportes en jaque.
La decisión permitirá que cualquier persona tenga la obligación de testificar en la investigación que se realiza contra la ya cerrada clínica de rejuvenecimiento. El fallo aprueba que cualquier persona testifique y no solo aquellos vinculados a las Grandes Ligas.
En la lista se encuentran dos personas que podrían hundir a A-Rod, un viejo entrenador de pitcheo y un primo suyo, ambos relacionados con el centro de salud.
De momento, Ryan Braun, de los Cerveceros de Milwaukee, es el primer juzgado por el hecho, siendo expulsado por lo que queda de la temporada (65 juegos).
El destino del antesalista de los Mulos podría ser mucho peor, irse por la puerta falsa, la de la vergüenza que arroja el dopaje, para aquel ídolo que en 2007 consiguió el contrato más caro en la historia del béisbol ($275 millones por diez años) y hoy parece ser un problema para todo el mundo.

Sergio Alvarado
[email protected]

Ver comentarios