¡Pobre Kenton!
Enviar
¡Pobre Kenton!

Cristian Williams
[email protected]

En tremendo problema está metido el seleccionador nacional Rodrigo Kenton y él lo sabe. Los nuevos seleccionados están dando la talla y se quieren quedar para las eliminatorias.
Ante Guatemala aprovecharon la oportunidad de jugar y aunque no tenían cartel de titulares, se comportaron como tales y ya no solo desean jugar las semifinales, sino también las eliminatorias.

“La verdad es que me alegra el nivel mostrado por los nuevos jugadores, han dado la talla. Esto es un mensaje para los que están fuera, de que deben darse cuenta de que la competencia es dura dentro de la selección de Costa Rica”, dijo Kenton, tras finalizar el compromiso ante los chapines.
El seleccionador apuntó que este grupo ha venido trabajando humildemente y calladito, por lo que él se ha abocado a sacarles el mayor provecho a las virtudes de cada uno, para lo que les ha dado confianza y estos le rinden en el campo.
“Me siento contento de ver al equipo creciendo cada vez más. Este es un grupo nuevo, hemos puesto a debutar a cuatro jugadores y eso sin duda que nos afecta en los primeros minutos de cada juego, pero lo que importa es que manejemos los ritmos de juego y anotemos en el mejor momento”, amplió Rodrigo.
Ya con la clasificación a las semifinales en el bolsillo y con cinco días para prepararse, Kenton reconoció que lo que más le preocupa es la violencia con la que están jugando ante Costa Rica, que ya lo dejó sin Yosimar Arias y provocó que ayer a Guatemala le expulsaran dos jugadores.
Sobre el rival que prefiere enfrentar en las semifinales, donde todo apunta que sea El Salvador, externó que los respeta a todos, por lo que prefiere preocuparse por que Costa Rica muestre su mejor cara futbolística.
Pablo Brenes dijo que el objetivo se cumplió y de la mejor manera, que era alcanzando dos victorias, lo que les da confianza para lo que se viene y demuestra que están entendiendo cada vez más la idea del entrenador.
Pablo Herrera, anotador del segundo tanto, señaló que lo más importante es el trabajo del equipo, pero que gracias a Dios se le dio la posibilidad de encontrarse con el gol.
“El partido estaba cerrado y el gol llegó en un buen momento. Jugamos buen fútbol y logramos ganar. El profe nos dijo que nos uniéramos por la izquierda y las cosas salieron. Nos entendimos bien y le hicimos daño al rival”.

Ver comentarios