Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



NACIONALES


PLN debe aún explicaciones

Esteban Arrieta [email protected] | Jueves 10 julio, 2014

La peor derrota de la historia la recibió el PLN en las últimas elecciones presidenciales. Un mes antes de la segunda ronda, el candidato renunció a sus aspiraciones por falta de dinero. Archivo/La República


Sin fecha para revisar gastos y estrategia

PLN debe aún explicaciones

Uso de carros de lujo y excedente de planilla inquietan a dirigencia  tras campaña

Tres meses después de la derrota histórica en las urnas, los responsables en Liberación Nacional no aparecen.

Para enfrentar el futuro, la agrupación debe resolver el cambio en la presidencia y secretaría del partido, de acuerdo a varios dirigentes, quienes temen que esto no se dé hasta febrero.
Las personas elegidas, serían las responsables de analizar las causas del resultado electoral del proceso presidencial y tomar decisiones para sancionar de existir alguna anomalía.
Los críticos señalan supuestos gastos de campaña excesivos.
El alquiler de vehículos de lujo, contratar a unos 700 empleados y la débil estrategia para enfrentar una segunda ronda, son aspectos aún en la mesa.
Hasta el momento, no hay una fecha establecida para la presentación de informes financieros en una asamblea nacional.
Por el momento se realizan jornadas de reflexión con los grupos y sectores que conforman el PLN, informa Bernal Jiménez, presidente de ese partido.
Esas inquietudes servirán de base, para cuando los dirigentes convoquen a la asamblea partidaria.
Este espacio es necesario, tras la peor derrota de su historia que sufrió el PLN en abril.
El fracaso se debió en parte a que el PLN apostó todos sus recursos a una primera ronda electoral y al no conseguir el objetivo, se quedó sin posibilidades económicas para enfrentar a Luis Guillermo Solís del PAC.
De hecho, el debate es un compromiso adquirido por los dirigentes de Liberación, tras la renuncia de Johnny Araya.
En ese momento, anunciaron un proceso de revisión sobre la campaña. Sin embargo, pese a las promesas, ese proceso de cambio no ha iniciado.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR