PLN deja en ascuas vía rápida a reforma fiscal
“Existe una intención clara para aprobar un acuerdo fiscal, pero no con tanta premura y luego de una discusión seria”, aseguró Karla Prendas, jefa de fracción del PLN. Archivo/La República
Enviar

La fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) dejó en ascuas los 18 votos necesarios para darle vía rápida al proyecto de ley de fortalecimiento fiscal y no quiere comprometerse hasta saber la estrategia de otros partidos políticos y la visión de los futuros candidatos a la Presidencia.

El clamor presidencial que salió de la reunión entre Gonzalo Ramírez, presidente de la Asamblea Legislativa, y Luis Guillermo Solís, mandatario de la República, no convenció a Karla Prendas, jefa de fracción del PLN.

Los verdiblancos han insistido en reiteradas ocasiones en que no aprobarán un proyecto a la ligera, únicamente por la premura del Gobierno, luego de que se han perdido cuatro años sin llegar a un acuerdo sobre la necesidad de crear el impuesto al valor agregado y modificar el impuesto sobre la renta.

Además, alegan que no existió un compromiso del Gobierno para cabildear de manera adecuada una reforma fiscal, ni mano dura para reducir el gasto público.

“Existe una intención clara para aprobar un acuerdo fiscal, pero no con tanta premura y requiere una discusión seria. Vamos a esperar a ver cuál será el cabildeo del PAC y de otros diputados independientes para tomar la decisión de sí apoyamos o no las modificaciones”, aseguró Prendas.

El día clave para analizar el futuro de esta reforma será el lunes cuando todas las fracciones se reunirán para debatir.

“Confiamos en que el PLN tenga muy claro que el déficit fiscal es el problema más grande y que se requiere una vía rápida. Soy optimista de que antes del 30 de abril sea votado en primer debate y que recuerden que en la construcción de este proyecto incidieron mucho en la parte de renta”, destacó Javier Cambronero, jefe de fracción del PAC.

La Unidad Social Cristiana, por su parte, mantiene su posición de condicionar su apoyo de la vía rápida a la aprobación de las reglas fiscales para frenar el gasto corriente y el tope de salarios para que no sean mayores a los ¢5 millones y que se mantenga el IVA en un 13%.

“Al Poder Ejecutivo le agarró tarde y el tema fiscal nunca fue una prioridad. Es demasiado tarde, pero vamos a asumir nuestra responsabilidad como partido y vamos a colaborar para agilizar el trámite en lo que se pueda”, destacó William Alvarado, jefe de fracción del PUSC.

Al otro lado de la acera, Otto Guevara, candidato del Movimiento Libertario, reiteró que hará todo lo posible para que no se apruebe la vía rápida.

“En una intervención que se dio en el plenario, Rolando González, diputado verdiblanco, dijo que van a esperar al lunes para tener una reunión con Fabricio Alvarado, candidato a la Presidencia por Restauración Nacional y Carlos Alvarado, del PAC, para ver qué están pensando ambos sobre el futuro de la reforma fiscal”, mencionó.

Si las fracciones no llegan a un acuerdo y el próximo mandatario no promueve cambios, el déficit fiscal del país llegaría al 7,1% en 2018 y crecería el peligro de que las calificadoras de riesgo nos disminuyan su calificación.


Las cuatro iniciativas:

La Ley de Fortalecimiento a las Finanzas Públicas incluye reformas al Impuesto al Valor Agregado, al Impuesto sobre la Renta, una regla fiscal y cuatro iniciativas sobre política salarial.

Impuesto sobre la Renta: Se agrega un capítulo de “Rentas del Capital y Ganancias y Pérdidas de Capital”

Impuesto al Valor Agregado (IVA): Propone ampliar la base de contribuyentes

Regla fiscal: Regula el crecimiento del gasto corriente

Adición a la ley de los salarios públicos: La regulación legal de los regímenes de prohibición y dedicación exclusiva y la conversión de la anualidad en un mecanismo de evaluación de la excelencia individual.

Fuente: Casa Presidencial

 


Ver comentarios