Logo La República

Miércoles, 23 de octubre de 2019



ACCIÓN


Pinto y Torres regresaron a Colombia con las bolsas llenas y las manos vacías

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 03 junio, 2019

Juan Pablo Vargas, único compatriota hoy en el fútbol colombiano. En 1950 jugaron casi 40 ticos en “El Dorado”. Deportes Tolima/La República
Juan Pablo Vargas, único compatriota hoy en el fútbol colombiano. En 1950 jugaron casi 40 ticos en “El Dorado”. Deportes Tolima/La República


Entre 1948 y 1954 se jugó en Colombia lo que se llamó “El Dorado”, una especie de liga pirata que pagaba muy bien y reunió en los mejores clubes del país a lo más selecto del fútbol latinoamericano.

Solo imaginarse que jugaron en diferentes clubes Alfredo D’ Stéfano, Adolfo Pedernera y Néstor Raúl Rossi, estrellas futbolísticas del momento, puede dar una idea del alto nivel de competencia del torneo.

Costa Rica aportó al “Dorado” lo más selecto de su colectivo futbolístico, y hubo un equipo, la Universidad de Bogotá, que contó en su nómina con 17 jugadores costarricenses.

Lea más: En la Liga el hilo se rompió por lo más Delgado

Hoy, medio siglo después, solo compite en el fútbol colombiano un compatriota: el joven defensa Juan Pablo Vargas, perteneciente al Tolima.

De generaciones más recientes, tuvieron un paso efímero por clubes colombianos: Rolando Fonseca, Claudio Jara, Juan Carlos Arguedas, Kervin Lacey, Roy Myers, Wilmer López y Carlos Johnson, entre otros.

Cabe la interrogante del por qué, técnicos colombianos de renombre que trabajaron en el fútbol costarricense, casos recientes de Jorge Luis Pinto y Hernán Torres, que dirigieron al Alajuelense…¿no se interesan en fichar a futbolistas de nuestro país para que participen en la liga colombiana?

Puede que la calidad de nuestros mejores jugadores, que todavía no son legionarios y participan en la liga local, no les alcance para convencer a estrategas como Pinto y Torres de que podrían competir con éxito en el fútbol de su país.

Sin embargo, consideramos que existe una razón de mucho peso que no tiene que ver exclusivamente con la calidad del jugador.

Colombia es uno de los mercados más cerrados de América, porque su reglamentación solo permite cuatro jugadores extranjeros por equipo. Igual, Venezuela y Paraguay. Más cerrado es todavía Uruguay, que solo permite tres foráneos por equipo en su campeonato.

Lea más: Después de escuchar a Pinto en “Las Paredes Oyen”, es fácil deducir lo sucedido en Brasil

En nuestro Continente, la MLS es la liga más abierta porque no tiene límites para fichar extranjeros por cada club.

Mientras que en México se permiten nueve foráneos por equipo, en Bolivia y Argentina se admiten seis y en Chile, Brasil, Perú y Ecuador cinco.

En este momento, el popular Millonarios, entrenado por don Jorge Luis, encabeza la cuadrangular final del Apertura en el Grupo A, donde compite con Unión Magdalena, Pasto y América de Cali, y cuenta en sus filas con tres futbolistas extranjeros: el portero venezolano Wuilker Fariñas, el defensa uruguayo Matías de Los Santos y el artillero paraguayo, Roberto Ovelar.

Deportes Tolima juega la cuadrangular B, junto al Junior de Barranquilla, Deportivo Cali y Atlético Nacional de Medellín.

Junto al costarricense Vargas en el Tolima, actúan los paraguayos, Pablo Meza defensa y Luis Caballero delantero.

En el Atlético Bucaramanga, nuevo club de Hernán Torres, juega un viejo conocido de nuestro medio, el canalero Gabriel Gómez y los atacantes Maximiliano Núñez argentino y Roque Caballero paraguayo.

Los costarricenses podríamos consolarnos creyendo que la cerrada reglamentación del fútbol colombiano limita la posibilidad de que los mejores jugadores de nuestro campeonato compitan en su liga, pero igual cabe la posibilidad de que 40 o 50 futbolistas que trabajaron bajo las órdenes de Pinto y de Torres, en el Alajuelense e incluso en la Selección Nacional, no tengan la jerarquía ni la calidad –para los dos entrenadores- de competir con éxito en su campeonato.

Por ahora, la excepción es el “tolimeño”, Juan Pablo Vargas.


NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.